InicioContenidoColumnasLa Taberna de Jota #8 | Abril Cthulhus Mil

La Taberna de Jota #8 | Abril Cthulhus Mil

Un buen momento para jugar "La llamada de Cthulhu"

Este año debería ser estupendo, un 20 es el equivalente a realizar alguna maravilla inesperada o llevar a cabo la más inverosímil solución a cualquier problema por consiguiente este 2020 debería ser EL AÑO. Pero, recapitulemos, enero casi explota la 3° guerra mundial, febrero el mundo lloró y aún llora por los incendios que desolaron Australia, marzo nos trajo una pandemia, creo que se entiende mi punto.

Ok, el año no ha sido precisamente un «buen año» y por lo mismo creo oportuno hablar sobre uno de mis temas favoritos y enlazarlo como una de las múltiples posibilidades que este Abril nos podría traer.

Uno de mis mayores gustos es repasar las distintas obras de H.P. Lovecraft o alguno de sus múltiples colaboradores, entre todos sentaron las bases para uno de los más «breathtakking» universos de todos, el horror cósmico es siniestro, una espiral en picada hacia la locura en donde la perdición, la muerte y volver tu mente un revoltijo de sinsentidos están a la orden del día. En la mayoría, sino en todas, de las historias en las que los protagonistas deben detener la destrucción del mundo, siempre al menos tienen una mínima posibilidad de lograrlo lo cual suele terminar pasando. Ahora bien, ¿qué hacer cuando contra lo que se lucha está completamente FUERA de tu alcance?.

Amigos míos, sean bienvenidos al que para mí, es uno de los más entretenidos de dirigir, y quizás uno de los más frustrantes al punto de mantener una tensión siempre por las nubes en los jugadores, reúnanse frente al altar y repitan conmigo:

«Ph´nglui mglw´nafh Cthulhu R´lyeh wgah´nagl fhtagn»

La llamada de Cthulhu

Ya en su 7° edición, este juego te convertirá en un personaje que se envolverá con «lo que no debe», cultistas a lo largo del globo buscan despertar o invocar a las más aberrantes criaturas del bestiario Lovecraftiano desde seres interdimensionales que hacen de nexo con planos superiores hasta verdaderos horrores que son el simple hecho de mirarlos pueden «licuar» tu mente.

Dependiendo de la época en la que se desarrolle la campaña en concreto existirán diferencias en el equipo, las situaciones, la capacidad de obtener información. Es por ello que es tan importante para el director de juego se bastante claro en las descripciones además de tener buenas nociones de la realidad de la época en cuestión.

A pesar de hacer tanto énfasis en Cthulhu, este juego permite «disfrutar» de una variedad de seres todopoderosos a los cuales debemos enfrentarnos (sí, claro, con tu revolver y buena puntería). Es además una excelente manera de llevar una partida con un tono serio y sombrío, mientras en los juegos de Rol en general no faltan las risas y los momentos tensos, interpretando al camarero de la fuente de sodas de la localidad por mucho que intentes ligar con tu compañera de partida con tu buen humor y elocuencia, de poco te servirá al notar tentáculos acariciando tu piel antes de ser devorado por algo indescriptible.

¿Cómo se juega?

El sistema de BRP está basado esencialmente en el uso de un dado de cien caras o porcentual para resolver las acciones de los personajes. A estos efectos las habilidades de los personajes están expresadas mediante un porcentaje y el éxito en una acción relacionada con una de esas habilidades se obtiene cuando un jugador realiza una tirada de dado de cien igual o inferior al porcentaje que su personaje tiene en la habilidad en cuestión. Si por ejemplo un personaje tiene un 25% en «armas de fuego» y necesita defenderse usando un revolver, el personaje fallará el tiro o no utilizará bien el arma si obtiene un 25 o más en la tirada porcentual. El disparo daría en el blanco en caso de obtener 25 o menos. Otro personaje que tuviera 85% en esa misma habilidad con armas de fuego sería, claramente, un mejor tirador, pues su jugador tendría menos dificultad en obtener 85 o menos en su tirada de dado de cien. Los porcentajes atribuidos a las habilidades se ven sin embargo modificados según las condiciones en las que se encuentre el personaje. Los modificadores, positivos o negativos, los decide en general el director de juego. Si por ejemplo el personaje que tiene 85% en «armas de fuego» y está ebrio, el director de juego puede decidir que sus tiradas con «armas de fuego» sufran de un modificador negativo de 25% (su 85% se ve entonces reducido a un 60%).

Además del sistema porcentual, que es el que rige las resoluciones de acciones, el sistema de juego de La llamada de Cthulhu prevé otras reglas para otros aspectos del juego, cómo el combate (con armas de fuego, armas a melé y utilizando las extremidades dando patadas y puñetazos, etc), la magia (aquí tiene como principal función la invocación de seres extradimensionales) o la cordura (una de las originalidades del juego: en acorde a como sucede en los relatos de Lovecraft, los personajes están en todo momento corriendo el riesgo de perder parcial o definitivamente su salud mental, especialmente al descubrir los horrores sobrenaturales que se esconden detrás de la realidad cotidiana). Debido a este aspecto ocultista del universo lovecraftiano el juego designa a los personajes jugadores como «Investigadores» y al director de juego como «Guardián de los Arcanos«.

Lo bueno y lo malo

Empecemos por el lado amable, este juego da para demasiado, o sea en general los juegos de Rol poseen un replay value muy alto, pero existe una pequeña gran sutileza con este en particular y es el Universo de Lovecraft. Si eres un conocedor o alguien a quien le gusta leer terror la introducción en este juego te convertirá en un cultista más de H.P. volviéndote un seguidor de su obra y de todas las que surgieron desde estas. Adicionalmente y gracias a como se llevan estas partidas puede ser una excelente oportunidad para incluir a más gente que no haya Roleado antes, dándoles una experiencia de realismo fantástico que fácilmente podrá engancharlos.

Es complicado darle un punto malo tanto gracias al sistema sencillo de usarse como un ficha de personaje amplia pero bien detallada, quizás lo que más cuesta en CoC es lograr la atmósfera. Un poco más de luz en la habitación y poco a poco la inmersión desaparece y esa criatura indescriptible e inenarrable pasa a ser solo otro Kaiju. El otro punto que no es precisamente negativo es la complicación del «Guardián de los arcanos» de mantener la tensión, el ritmo y la expectación con tal de lograr el horror que debería. Más allá de estos 2 puntos, Call of Cthulhu es un necesario en tu colección de juegos y en tu corazón.

No importa lo que hagas… no podrás vencer.

Ahora bien, si estás jugando On-line (porque TODOS debemos estar jugando On-line), el uso de Discord como plataforma principal ya sea para narrar como para lanzar los dados y entregar información, sumado a la facilidad de utilizar un bot para apoyarte con música de fondo o sonidos ambiente, ayudarán a convertir cada pantalla en una puerta de entrada a la locura que sólo alguien tan retorcido y aberrante pudiese desear experimentar.

Recuerden, al COVID-19 lo vencemos entre todos #YoRoleoEnCasa #QuedateEnCasa

Llámame Jota
Llámame Jota
Polifacético, de intereses cambiantes, algo ácido cuando toca serlo, ansioso de experimentar nuevas historias. Siempre dispuesto a un buen debate. Me alimento de Jojoreferencias y memes en general. Dungeon Master en "La Taberna de Jota" Animé favorito: Fullmetal Alchemist: Brotherhood. Manga favorito: Berserk.

Próximos eventos

¡Siguenos!

16,865FansMe gusta
1,841SeguidoresSeguir
650SeguidoresSeguir
796SeguidoresSeguir
729SeguidoresSeguir

Te recomendamos leer: