InicioDestacadoReview | Tales of Kenzera: Zau, un viaje al duelo

Review | Tales of Kenzera: Zau, un viaje al duelo

Una aventura que brilla por su narrativa antes de cualquier otro aspecto

Hay un momento extraño en los videojuegos, donde ciertas líneas de narración se sienten como un ensayo sobre un tema. Este es el caso de Tales of Kenzera: Zau, una aventura mágica y colorida que invita al jugador a aprender, aceptar y entender, tanto la pérdida, como el duelo mismo.

El nuevo título, publicado por EA Originals, plasma la visión de Abubakar Salim, actor británico que fundó, además, la desarrolladora a cargo del juego, Surgent Studios. Según lo que contó en su anuncio en The Game Awards 2023, el objetivo de esta producción era profundizar en temas sobre la muerte y la pérdida de seres cercanos, mientras que se ambienta bajo el folclor africano.

Como ejercicio para recordar y hacer en su memoria, la desarrolladora independiente quería dar este espacio al padre fallecido del actor. Es así como nace este videojuego del género metroidvania que tiene algunas horas en una aventura que brilla por su narrativa.

Adelantando, Tales of Kenzera: Zau es una emotiva experiencia que desde el principio se puede notar que lo más importante no es el juego como tal, sino la historia que trata de contar y el mensaje que quiere compartir. Es de esos extraños momentos en los videojuegos, donde estos son solo un medio para expresa, soltar y apoyar una idea, una problemática o una experiencia.


Tráiler


Ficha Técnica

  • Título: Tales of Kenzera: ZAU
  • Lanzamiento: 23 de abril, 2024
  • Publisher: Electronic Arts
  • Desarrollador: Surgent Studios
  • Formato de lanzamiento: PlayStation 5, Xbox Series X/S, Nintendo Switch y PC
  • Restricción de edad: Mayores de 7 años
  • Valor: $17.99 USD en PS Store, $14.310 en Xbox Store, Steam y Nintendo Store
  • Formato de compra: Edición Estándar
  • Género: Metroidvania, Acción
  • Plataforma para su Reseña: PS5

Sinopsis

Embárcate en una conmovedora historia en solitario y descubre cómo el amor infunde el valor necesario para seguir adelante tras sufrir una pérdida devastadora. Asume el papel de Zau y haz frente a tus propias emociones para llegar a ser un nganga digno: un sanador espiritual.

Usa los poderes cósmicos del sol y de la luna para derrotar en un combate rítmico a incansables espíritus, desde guerreros comunes hasta los poderosos espíritus. Manipula el tiempo y cristaliza a tus rivales con el poder de la máscara lunar o dispara lanzas ígneas con la máscara solar, todo en animaciones meticulosamente artesanales.

Descubre un universo inspirado en relatos bantúes, repleto de historias desconocidas sobre el caos y el orden, recuerdos de antiguos chamanes, espíritus sagrados y criaturas fascinantes. Explora reinos místicos en 2.5D llenos de color y detalle, ambientados con la maravillosa banda sonora original de la galardonada compositora Nainita Desai.

¿Qué mensaje conocerá Zau sobre la muerte, la vida y el destino? ¿Con qué desafíos te encontrarás para completar tus objetivos? ¿Cómo se verá representado el duelo en esta historia sobre la pérdida?

Tales of Kenzera: Zau

Experiencia

Tales of Kenzera: Zau es un juego bastante corto, así que realmente no hay tanta profundización en su jugabilidad. De hecho, diría que es mejor así, porque le dan más espacio para respirar a las partes que sí importan, como su narrativa.

Además, cabe decir que el juego es un metroidvania de regla, tanto en su funcionamiento, como el cómo experimentamos el título. Toma la receta más básica y conocida, y la vuelve su propia experiencia. Por lo que, si piensas en el género como general, pues sí, este título es así.

De todas maneras, por muy general que pueda sonar el juego, no hace mal su trabajo y brilla, por lo que tiene que brillar, su historia. Lo he dicho varias veces, pero es la verdad, este juego se afirma por su narrativa, el resto es solo un extra que lo vuelve más entretenido y menos pesado.

El mensaje sobre el duelo y su narración

Partamos por lo más importante del juego, y por ende, por el aspecto en el que más brilla, su historia. Tales of Kenzera: Zau cuenta una historia que nace de la intimidad de la persona, en el contexto más vulnerable que esta puede estar.

La pérdida y la muerte es algo que tarde o temprano todas las personas deben aprender a vivir con eso. Y por mucho que uno se sienta preparado, al final, parece no suficiente. Este juego intenta ayudar a entender y aceptar este delicado momento.

En la historia seguimos a un joven que acaba de perder a su padre, donde el golpe fue tan fuerte que no puede visitarlo y prestar sus respetos. A esto, la madre decide entregarle un libro que escribió su papá antes de morir, que esperaba que le ayudara a superar el momento. Ahí es donde sigues a Zau, un chamán espiritual.

Tales of Kenzera: Zau

En la historia de Zau, él también perdió a su padre y va a enfrentar al mismísimo dios de la muerte para exigirle que traiga a su padre a la vida, ya que según el chamán, este fue arrebatado injustamente. Es así como Kaluga, el dios, le da una misión, encontrar a los tres espíritus que se resistieron a la muerte y darles descanso eterno.

El juego se expande en tres áreas principales, donde tienes que encontrar los espíritus que se negaron a morir. Cada área tiene un bioma y temática diferente, el valle, el bosque y el desierto. La manera en que está hilada la historia logra representar un fuerte sentimiento de dolor, que además enseña sobre el duelo. Cada área cuenta su propia historia, y cada historia es un contexto diferente de pérdida, negación y final aceptación del destino.

Tales of Kenzera: Zau logra, sin mucho esfuerzo, mostrar una aventura emotiva y fácil de relacionarse con, ya que la muerte, como dije, es algo que todos debemos enfrentar tarde o temprano. Es excelente, tiene un cierre que logra cerrar sus líneas argumentativas y luego se siente como un alivio espiritual. Todo acompañado con una muy leal representación a la cultura africana, que le da a la aventura un toque místico, solemne y delicado, con momentos simplemente preciosos.

Las mecánicas de un 2.5D metroidvania

Como es de esperarse con este género, todo el universo está dividido en distintas áreas que puedes visitar con tu personaje. Algunas no podrás acceder hasta que tengas una habilidad específica, mientras que te haces más poderoso.

El mapa está dividido en tres áreas principales, que a su vez se dividen en subáreas. Esto tiene que ver con el objetivo del juego, como ya contamos arriba. Durante el título encontrarás más de 5 habilidades que te ayudarán a atravesar las áreas, como también encontrar y desbloquear coleccionables.

Ahora, Tales of Kenzera: Zau es un metroidvania bastante simple que va directo a la acción. No te demoras mucho en avanzar y encontrar habilidades. Además, que ya desde el principio se siente como que te dan todo lo necesario para terminar el juego. Y no hay mucho más que decir aquí.

No quiero decir que es un aspecto débil, porque cuenta con sus detalles que hacen de la experiencia lo suficientemente entretenida. Pero es tan simple que tampoco queda como algo realmente significativo.

Combate de un chamán

Otra característica importante en los metroidvania es la manera en la que abordan el combate, porque ¿cómo no? Debemos machacar algo de vez en cuando. Y en Tales of Kenzera: Zau intentan entrar en este aspecto.

El juego te presenta dos posiciones para pelear: la máscara de la luna y la máscara del sol. La primera se centra en pelea a distancia, mientras que la segunda, en el cuerpo a cuerpo. Lo ideal es saber cuándo y cómo usar cada una en las peleas contra los espíritus erráticos que nos encontramos en el título.

Si bien, su combate se siente bien y definido, cae nuevamente en lo mismo anterior, es simple. En el juego tratan profundizarlo con un pequeño árbol de habilidades y amuletos que sirven para dar algunas mejoras en algunos aspectos, pero al final no se nota una gran diferencia.

De hecho, solo en ciertos momentos se siente palpable la versatilidad entre máscaras, porque en la mayoría de ocasiones, la máscara de la luna sirve para todo. Entonces, no hay una real necesidad de cambiar, a menos que el título te obligue con un tipo de escudo especial de los enemigos.

Pero, creo que lo que más afecta esta característica del juego es la misma duración de este. El juego lo terminé en menos de 10 horas. Puede ser, fácilmente, un juego que puedes terminar en un día, y por ende, no hay tiempo para profundizar en su combate.

La variedad de enemigos se siente ínfima y repetitiva, a veces hasta se siente que su dificultad es artificial. Y no hay reales cambios en el combate. Los más notorios se encuentran al principio de árbol de habilidades, y desde ahí, la variedad decae. Por muy interesante que sea la historia, llega un punto, cerca del final del título, que se hace pesado, precisamente porque cerca del final los enfrentamientos son más seguidos, y eso cansa porque no es el aspecto principal del juego.

Experiencia personal

Con respecto a mi propia experiencia, el juego se movía con relativa fluidez, pero había momentos en que había un delay de respuesta, sobre todo al abrir y cerrar los menús. Abría el mapa para saber donde estaba parado y volvía al juego y el personaje no se movía, hasta que apretaba de nuevo el movimiento. Esto, si bien es un pequeño detalle, cortaba mucho la inmersión.

Además, algunos desafíos de movimiento (porque como metroidvania debía tener los suyos, ¿no?) no se sentían naturales. Parecían injustos o mal calibrados, quitando también la inmersión. Pero fuera de eso, creo que mi experiencia fue bien sólida.

La música era mágica, totalmente impregnada de la cultura que representaba la producción. Y había algunos momentos donde sentías el arte de primera mano, ya que Tales of Kenzera: Zau es un juego muy bonito.

Pero como dije en su momento, el juego se sentía pesado pasado cierto punto de la historia. Empezaban a repetirse los enfrentamientos y los desafíos, así era más difícil disfrutar la experiencia.

De todas maneras, cuenta con una buena variedad de actividades, secretos y coleccionables que puedes encontrar en el mundo, que son además, objetivos de trofeos, que lo hace más entretenido. Pero todo te lo dan en bandeja de plata, siento que le faltó mucho de un aspecto importantísimo en el género metroidvania, la exploración.

Llegabas a un área y sabías exactamente donde ir a continuación. Tal vez para algunos es una caracterísitica positiva, pero yo prefiero estar perdido en un lugar que no conozco, que aquí no se daba y que sinceramente extrañé.

Sin embargo, entre suma y resta, creo que la narrativa me salvó mucho la experiencia. Los personajes, si bien pocos, eran interesantes y la manera en la que abordan el duelo y la pérdida creo que estaba muy cuidado, desde una vereda de respeto.

¿Disfruté el título? Claro que sí, pero es una experiencia tan compacta que muchos detalles importantes para este tipo de género se quedaron de lado. ¿Al final terminé con una sensación positiva? Creo que sí, pero después de arrastrarme dificultosamente por las últimas horas del juego.


Veredicto: Aceptable

Lo Bueno

  • La narrativa, por lejos, es lo mejor del juego. Con un mensaje muy emotivo y con respeto.
  • La ambientación del mundo está excelentemente cuidado.

Lo Malo

  • El juego es muy corto, entonces se siente una experiencia limitada.
  • La variedad es ínfima, que en las últimas horas del título se sienten aún más.
  • Su exploración es casi nula.

En definitiva, Tales of Kenzera: Zau tiene un objetivo muy noble, que nace un sentimiento real y sensible que todos vivimos. Y creo que en la manera en que lo abordan y lo trabajan es de los mejores trabajos que he visto en este medio.

Pero, como videojuego, flaquea en varios aspectos que deberían ser más definitivos. Desde un combate que se vuelve repetitivo bien adentrada la experiencia, hasta un mundo que falla en su exploración y jugabilidad.

Tiene la suerte de que su narración y ambientación pega justo en el objetivo, dando paso a lo que es de los mejores contenidos de este título. Creo que es una buena forma de abordar un tema sensible como es la muerte y deja pasar una emotiva experiencia que espero que más de una persona que lo necesite, lo pueda experimentar. El fin, es solo un nuevo inicio.


AGRADECEMOS A ELECTRONIC ARTS POR EL CÓDIGO DE PRENSA EN PS5 PARA REALIZAR ESTE REVIEW.

Comentarios del Crítico

Tales of Kenzera: Zau es una aventura que brilla por su historia que sabe abordar con respeto y profundidad la muerte, la pérdida y el duelo. Su narración, junto a sus personajes, hacen de la experiencia un gusto. Aunque cae flaco en aspectos que, como metroidvania, deberían haber sido más cuidados.
Ignacio "Kairos" Riveros
Ignacio "Kairos" Riveros
Tengo 25 años. Desde que tengo memoria he sido parte del mundo del gaming, partiendo con la primera consola de Sony, PlayStation. Desde ahí me he hecho más parte de este mundo, agregando mis gustos por el cine, la animación japonesa y el manga.

Próximos eventos

¡Siguenos!

16,865FansMe gusta
1,841SeguidoresSeguir
650SeguidoresSeguir
810SeguidoresSeguir
729SeguidoresSeguir

Te recomendamos leer:

Tales of Kenzera: Zau es una aventura que brilla por su historia que sabe abordar con respeto y profundidad la muerte, la pérdida y el duelo. Su narración, junto a sus personajes, hacen de la experiencia un gusto. Aunque cae flaco en aspectos que, como metroidvania, deberían haber sido más cuidados.Review | Tales of Kenzera: Zau, un viaje al duelo