InicioDestacadoReview | Assassin's Creed Valhalla Dawn of Ragnarök: La épica saga de...

Review | Assassin’s Creed Valhalla Dawn of Ragnarök: La épica saga de Odín

Un DLC gigante, con un mundo lleno de mitología nórdica, batallas épicas y la búsqueda del honor

No cabe duda de que Assassin’s Creed es una de las sagas más conocidas últimamente, donde el hecho de no conocerla es estar bajo una roca desde la generación de PS3 y Xbox 360. Su última entrega, Assassin’s Creed Valhalla, nos trajo un ambiente Vikingo, el cual ahora se intensifica con la aparición de Assassin’s Creed Valhalla Dawn of Ragnarök.

Ya hablamos del tercer, y probablemente, último DLC de la entrega vikinga de AC, en donde nuevamente nos ponía en la piel de Odín, el Padre de Todo. Para este caso, ahora tenemos una aventura épica para recuperar a su hijo, Baldr, de las manos del gigante de fuego, Surtr.

Cabe destacar que la expansión de este Assassin’s Creed nos lleva dentro de la mitología nórdica, pasando del realismo a una aventura mucho más ficticia. Tal y como paso con Odyssey en su DLC: The Fate of Atlantis.

Un mundo lleno de sorpresas por parte de Ubisoft. Nuevas mecánicas que explorar y toda una historia que recorrer, hasta que Havi (Odin) pueda enfrentar sus miedos más grandes y enfrentar al jefe de los Muspel. Todo transcurrido en Svartálfaheim, el mundo de los enanos en la mitología nórdica.


Tráiler


Ficha Técnica

  • Título: Assassin’s Creed Valhalla: Dawn of Ragnarök
  • Lanzamiento: 10 de marzo, 2022
  • Publisher: Ubisoft
  • Desarrollador: Ubisoft, Ubisoft Montreal
  • Formato de lanzamiento: PlayStation 4, PlayStation 5, Xbox One, Xbox Series X/S, Google Stadia, PC.
  • Restricción de edad: Mayores de 18 años
  • Valor: $39.99 USD en PlayStation Store, $39.999 CLP en Xbox Store y Epic Games
  • Formato de compra: Compra única de expansión, Ragnarök Edition y Complete Edition
  • Género: Acción, Aventura, Sigilo, RPG, Mundo Abierto, Fantasía
  • Plataforma usada para la reseña: PlayStation 5

Requisitos del sistema en PC


Sinopsis

Eivor, del Clan del Cuervo, nuevamente tiene un sueño sobre Odín, el Padre de Todo, y su presagio del inevitable Ragnarök, solo que ahora debe enfrentarse al secuestro de su hijo Baldr. Nuestra vikinga, preocupada por estos sueños, decide buscar respuestas con Valka, la chamán.

Esto la embarcará una vez más al mundo de los dioses, mientras que toma la piel del mismísimo dios nórdico para enfrentar el final de los dioses y salvar a su hijo. Donde los Muspel, los gigantes de fuego bajo el comando de Surtr, tomaron la delantera.

El destino de Eivor y Odin están conectados de alguna manera, y tu deber será completar esta aventura y saber para dónde las corrientes del destino moverá al Dios de la Batalla y la Sabiduría.

Con nuevas herramientas para hacer frente a los peligrosos Muspels y Jotuns que invadieron la tierra de los enanos, tendrás que hacerte un espacio en este mundo que solo buscará tu muerte.

¿Podrá Odín salvar a Baldr? ¿Eivor le dará sentido estas extrañas visiones que la aquejan de día y noche? ¿El Ragnarök estará más cercano de lo que creemos?.


Gameplay

Si estás familiarizado con los Assassin’s Creed, ya sabrás un poco como es su jugabilidad. Aun cuando, luego del reboot de la saga, cambiaron bastante las reglas. Ya que estamos aquí para hablar del DLC, nos detendremos brevemente para contarte un poco de las mecánicas generales.

Una vez que ya podamos explicar cómo se juegan los títulos de esta franquicia, entraremos a hablar de las nuevas mecánicas que Dawn of Ragnarök trae al juego, que son bastantes, todas relacionados con la magia de la mitología y folclor nórdico.

Pero ya hablaremos más de eso. De todas maneras no hay mucho qué contar acerca de ello, pero es importante entender que el DLC sí presenta una que otra cosa nueva. ¿Hacen una gran diferencia? No realmente, pero se vuelven útiles según cuando se necesiten.

Partimos con la jugabilidad general de Assassin’s Creed Valhalla ahora. Nerá rápido, no se preocupen, y trataré de resumirlo bien.

La receta de Assassin’s Creed en la modernidad

Luego de Assassin’s Creed Unity, decidieron darle un vuelco más o menos importante a lo que había sido la franquicia hasta ese momento. Luego nacieron los tres títulos modernos de la saga, Origins, Odyssey y Valhalla.

Estas tres entregas centran su jugabilidad más llevaba al camino de los RPGs modernos, es decir, loot de objetos y mejora de árbol de habilidades. Esto dio un respiro más fresco a la Hermandad una vez conocida, ahora en un sistema de crecimiento mucho más trabajado.

Antes, los juegos de la saga se centraban en contraataques, es decir, esperar cada ataque para luego asesinar a tu enemigo con estilo. De hecho, diría que las ejecuciones espectaculares son de las que más extraño de la franquicia, pero bueno, no venimos a escribir de eso.

En Valhalla es la misma idea, vas encontrando armaduras, armas y habilidades especiales que puedes ir mejorando a lo largo de la historia. Todo en una ambientación gigante que es Inglaterra en los inicios del siglo X.

Fuera de eso, el juego mantiene la habilidad de sigilo de la marca que siempre tuvo Assassin’s Creed, con la hoja oculta y una gran variedad de armas que Eivor podrá usar. Todo mientras que nuestra/o vikingo se va haciendo un espacio en el país y ayuda al Credo a detener a los Templarios.

Ahora, con un sistema de combate más elaborado de lo que era antes del reboot, confiando en esquivos, bloqueos, parries y el sigilo, Valhalla se presenta de la misma manera. Un sistema que funciona, pero que a ratos hace extrañar algunos aspectos anteriores.

En este caso, Assassin’s Creed Valhalla y su DLC Dawn of Ragnarök, comparten las mismas ideas de base, solo hay una cosa que sí podemos ver cambiar, y es la adición de la herramienta enana, el Rasgahugr, o en su versión en inglés, Hugr-Rip.

El delicioso Hugr

El máximo cambio que nos trajo el Amanecer del Ragnarök fue nuestro, siempre confiable, «Rasgahugr«. Antes de seguir y que peores entendidos genere este sugerente nombre, creo que debo detenerme a explicar qué entendemos por hugr.

Como todo concepto abstracto traído de una antigua cultura, el Hugr es lo que hoy podemos entender como alma, o más bien «energía del alma». Así es como es presentado en el título y es lo que supone que cada uno tiene de una u otra manera.

En el juego estás en la búsqueda de detener a Surtr, que necesita un artefacto que succiona el Hugr de las personas. Mientras más «poderosa» sea esta persona es, más «poder de alma» tiene. Dada esta explicación uno puede imaginarse qué hace el «RasgaHugr».

Este artefacto, entregado a nosotros por los enanos, nos permitirá quitar el hugr de nuestros enemigos, tanto Muspels como los Jotnar. Cada una de estas razas nos dará una habilidad diferente que nosotros podremos usar a nuestro favor.

Como le estamos haciendo una reseña completa, procedo a hablar de cada uno de las nuevas habilidades, ordenadas por raza. No se preocupen, no son muchas, pero te contaremos un poco lo que puede hacer el Padre del Todo, Odín (o Eivor en el pasado… algo así).

  • Muspels (Gigantes de Fuego)
    • Poder de Muspelheim: Tomas la forma de un gigante de fuego, de ese modo la lava y el fuego no te hacen daño, y los Muspel no te reconocen como un enemigo.
    • Poder de Renacimiento: Tus armas se prenden fuego y hacen arder a los enemigos. No solo eso, al matarlos renacen para luchar bajo tus órdenes.
  • Jotnar (Gigantes de Hielo)
    • Poder de Jotunheim: Tomas la forma de un gigante de hielo, en esa forma puedes teletransportarte a través de las fechas de tu arco. Además, que los Jotun no te atacarán al verte, sumado a un teletransporte al esquivar.
    • Poder del Invierno: Tus armas se congelan con el poder del témpano, le haces más daño a los muspels. Además, congelas a los enemigos, que una vez helados los romperás en pedazos.
  • Cuervos Gigantes
    • Poder Córvido: Tomas la forma de un cuervo blanco con plumas doradas que te llevará a mayores alturas. Puedes aterrizar en cualquier superficie sólida, y además abarcar mayores espacios en movimiento.

Todas las habilidades se pueden mejorar, para darle un efecto nuevo, o bien alargar las duraciones de la habilidad de turno. Muchos se pueden mejorar para hacer asesinatos inmediatos y mucha diversión en cada una de las fortalezas.

Ya que el gigante mundo que nos presenta Assassin’s Creed Valhalla Dawn of Ragnarök es muchísimo más de lo que podríamos pedir.

De todas maneras, el Rasgahugr no es lo único divino en el esta gran expansión nos trajo. Ya que, al igual que el juego principal, tenemos nuevas destrezas que encontrar. Todas con la magia de los dioses.

Los desafíos de las Valkirias y los Refugios Enanos

Para finalizar respecto al gameplay, en los cambios de jugabilidad encontramos dos lugares que servirán para mejorar todo lo que esperan de nosotros los dioses en esta aventura. Por un lado, los desafíos de Kara, una de las Valkirias de Odín, y los Refugios de enanos, nuestras bases a lo largo del juego.

Por un lado tenemos a Kara, una Valkiria que llega a Svartálfaheim en busca de contar las historias del Padre de Todo. No hay mejor contador de historias que su propio protagonista, así que te pondrá a prueba con distintos desafíos de batalla para realizar la historia.

Cada batalla podrá tener un punto en desventaja, que solo te dará mayores ganancias al completar el desafío. Cada desventaja se desbloquea con uno de los coleccionables del DLC, las historias de un antiguo enano que sus desventuranzas sirven de inspiración para Odín.

Tras estos enfrentamientos, ganarás unas piedras especiales que podrás intercambiar con Kara para desbloquear armaduras, armas, runas y algunos cambios estéticos para el personaje. Que inicien las historias.

Por otro lado, a lo largo del gran mapa de Assassin’s Creed Valhalla Dawn of Ragnarök, encontraremos un total de cuatro refugios de enanos. Establecimientos escondidos para escapar de loas nefastos Muspels y Jotnar.

Odín es de las pocas personas que puede reconocer los rastros que dejan los enanos para esconder sus refugios. Mientras más lugares liberes y encuentres, nuevas personas, más historia e interacciones ganarás.

Esto sirve para completar y avanzar en la historia de la expansión mientras nuevos refugios y servicios vas encontrando en la basta tierra de los enanos.

Y la verdad es que no hay mucho más de innovación en términos de gameplay y jugabilidad con este DLC. Así que sin más preámbulo, es momento del veredicto final.


Veredicto: Recomendado

Lo Bueno

  • El mundo mitológico de los vikingos es tan basto y fiel como lo fue dentro del juego principal.
  • Nuevamente, los mapas y ambientación son hermosos, tal y como Ubisoft logra hacer.
  • La adición del Rasgahugr hace que esta expansión se vuelva más interesante que sus anteriores dos.
  • Da espacio para una posible continuación.
  • La historia y sus personajes son bastante interesantes y llenos de profundidad.

Lo Malo

  • La historia y mundo son cansadoramente extensos, lo cual no llama mucho a su finalización.
  • Los desafíos con Kara, si bien interesantes, no son sobresalientes, además que sus recompensas son demasiado caras.
  • En términos de innovación, tampoco es que se diferencie mucho a su original.
  • El final es anticlimático.

Luego de casi 250 horas junto a la última entrega de la franquicia de Assassin’s Creed, Valhalla se ha transformado en un viejo conocido, y su expansión Dawn of Ragnarök mantiene la idea. Un título que sin duda toma bastantes horas, y tiempo para conocer todos sus secretos.

El tercer DLC del título es una aventura épica al mundo de los dioses de la mitología nórdica, encarnando al mismísimo Odín. Hay bastante que decir de lo que significa esta aventura, pero también no mucho acerca de lo innovador que se siente.

No sé si puedo decir si es la mejor expansión que nos ha traído la larga franquicia de Assassin’s Creed, pero sin duda, es una de las mejores. A continuación trataré de desarrollar los puntos que mostramos y contar un poco del título.

Es importante mencionar lo que son los juegos de este tipo de título, representaciones bellas de los mundos y escenarios que nos quieren mostrar. Muchos pueden criticar cosas de la saga, pero algo que siempre se les debe dar es su trabajo al detalle de toda la ambientación.

Si bien, muchos no están de acuerdo con los caminos más místicos y mitológicos que la saga tomo una vez pasó por su reboot, la representación cultural creo que es de las mejores cosas logradas. En este caso específico, Valhalla integra muy bien su mitología.

Dawn of Ragnarök no es un juego que parte por encontrar tecnología ancestral (sí, estamos hablando de ti, Odyssey), hace más sentido. Son visiones que sufre nuestro personaje sobre el Padre de Todo y como las vive en la piel luego de trabajo de su chamán.

En ese sentido, teniendo claro que los vikingos eran tremendamente supersticiosos y cercanos a sus dioses, hace sentido el acercamiento que le hacen a sus creencias. Y en este caso, presentándonos exactamente lo que esperábamos de su tráiler en profundidad.

Referente a sus innovaciones, no podemos decir que tiene muchas muy significativas, la que más sale, evidentemente, es el Rasgahugr. No es la mejor mecánica, pero le da un nuevo acercamiento al juego, sobre todo en sus puzzles.

Pero si lo comparamos con sus anteriores expansiones, Ira de los Druidas y el Asedio a París, sí encontramos un DLC que trata de presentar algo nuevo. Si bien, no es lo más sobresaliente, sin duda, le da un nuevo color al título.

Lo anterior hace mucho más por el juego que los desafíos de Kara, que te obligará a farmear una y otra vez sus desafíos para sacar las mejores recompensas. Eso lo hace más tedioso de lo que debería, y aleja al jugador de querer disfrutarlo.

Todas las recompensas tiene un costo muy alto, que te obliga a repetir todo, que sinceramente aún me pregunto si de verdad vale la pena. Pero es un detalle, tal vez los desafíos de Kara no eran necesarios.

En términos narrativos, el mundo que te presenta y sus personajes son tal vez de las mejores cosas que pudimos encontrar, nuevamente ligado a la ambientación de la saga. Estos personajes se vuelven importantes, todos basados en la mitología y aportan a lo que entregan.

Pero nos topamos con el problema, que muchas veces se ha hecho muy presente desde el reboot de Assassin’s Creed: el mundo es demasiado grande. A un nivel realmente cansador, monótono y tedioso, sobre todo si deseas ver cada misterio y punto de interés del título, como lo intento presentar aquí.

Sinceramente, este no es un problema que aprendí hoy, pero coronar este juego como la expansión más ambiciosa tiene igual tiene sus puntos negativos. Y es que debo decir que la última expansión de Odyssey, Fate of Atlantis, me parece mucho mejor.

No es tan cansador, es aún más interesante y sus personajes siento que son más variopintos que Dawn of Ragnarök. Como es el principal punto de comparación, es importante dejar claro ese punto, es cansador y me llevó a tomar más descansos de los que me gustaría.

El final da espacio para un posible final DLC para Valhalla, ya que el Ragnarök está en nuestras narices en su final. Una última expansión que cierre la historia del Padre de Todo y los dioses creo que sería un buen final para el jugo.

Nuevamente, muy fiel a lo que la mitología nórdica cuenta sobre el fin de los dioses y el inicio de la era de los hombres. Con Loki listo para hacer frente al padre de todos, es importante cerrar bien. Aunque bien podríamos dejarle ese camino a God of War: Ragnarök.

Por último, algo que de verdad me molestó fue como termina la expansión. Lo encontré lo más anticlimático que pudo ser. Solo terminó, de manera realmente brusca luego del enfrentamiento final, lo cual me sacó del modo inmersivo que estaba.

Es una pena que el final de una historia épica termine con un final tan brusco que seguramente pudo ser mejor. Pero bueno, no podemos pedir que todo salga bien.

En definitiva, Assassin’s Creed Valhalla: Dawn of Ragnarök es, posiblemente, un buen cierre para la épica saga vikinga de Eivor y Odín. Lleva al clímax de su conexión a estos dos personajes que parece que compartían más que unas visiones.

A pesar de caer en el mismo problema que tienen los juegos demasiado grandes espacialmente hablando, esta expansión logra salir adelante a punta de ambientación y personajes. Además, siempre son bienvenidas nuevas armas y armaduras por recolectar.

A eso le sumamos de que aquí encontramos la que sería tal vez la armadura más poderosa del juego, que habla por sí sola. En paralelo, la ambientación se encuentra bien lograda, entregándonos una historia que en cada esquina que pasábamos entregaba experiencia bastante completa y satisfactoria.

Que probablemente habría sido mejor con un final que no cortara la intensidad, un desafío que valiera jugar sin caer en monotonía y a un nivel más aterrizado. Pero fuera de eso, nos encontramos con un título que le hace justicia a la cultura vikinga y sus creencias.

Eivor, Beso de Lobo, del Clan del Cuervo y líder de Ravensthorpe, finalmente llegó a lo que sería posiblemente el final de su saga nórdica. Para mí, el mejor Assassin’s Creed desde su reboot y que seguramente solo servirá de aprendizaje para hacer mejor el próximo título.

Una expansión que vale tener y disfrutar de manera completa, su mundo, sus personajes, sus sistemas y el final de nuestra historia vikinga. Esperando que la Hermandad nos lleve a nuevas puertos en el futuro.


AGRADECEMOS A UBISOFT LATAM POR EL CÓDIGO DE PRENSA EN PS5 PARA PODER REALIZAR ESTE REVIEW.

Comentarios Facebook
Ignacio "Kairos" Riveros
Ignacio "Kairos" Riveros
Tengo 24 años. Desde que tengo memoria he sido parte del mundo del gaming, partiendo con la primera consola de Sony, PlayStation. Desde ahí me he hecho más parte de este mundo, agregando mis gustos por el cine, la animación japonesa y el manga.

¡Siguenos!

16,725FansMe gusta
1,444SeguidoresSeguir
500SeguidoresSeguir
400SeguidoresSeguir
607SeguidoresSeguir

Te recomendamos leer: