Hace dos meses aproximadamente salió una nueva expansión de World of Warcraft , donde gracias Activision Blizzard hemos estado probando como va Shadowlands.

Nos dimos un paseo por las Tierras Sombrías y por Azeroth, hicimos algunas quest importantes y probamos un par de clases, estuvimos haciendo algunos dungeons de igual manera, probamos la economía de un servidor norteamericano y tratamos de sacarle todo el jugo posible.


Ficha Técnica

  • Titulo: World of Warcraft: Shadowlands
  • Publisher: Blizzard
  • Desarrollador: Blizzard
  • Género: MMORPG
  • Formato de lanzamiento: PC
  • Fecha de estreno: 22 de noviembre 2020

Sinopsis

Los héroes de Azeroth se enfrentarán a las maravillas y horrores del inframundo, tratando de evitar las consecuencias de las acciones de Sylvanas. Los persistentes Kirianos del Bastión son guardianes disciplinados que consideran como su deber, el proteger las almas de los mortales que llegan a las Tierras Sombrías.


Veredicto: Recomendado

La mayoría de los jugadores de World of Warcraft saben que hay expansiones buenas y otras no tan buenas (algo así como el sistemas operativos de Microsoft), pero Shadowlands es de las primeras. Es una expansión que está dando mucho que hablar entre los jugadores debido a los diferentes factores que se incluyeron en esta versión, como lo es el nuevo sistema de personalización de personajes, dando una variante importante de selecciones a los jugadores para dejar su personaje a gusto con su aspecto.

De igual manera, los jugadores nuevos podrán acceder a las clases aliadas de cada facción sin necesidad de cubrir los pre-requisitos para obtenerlas, tal como se hacia en Battle for Azeroth. Para hacer las demostraciones y plasmar mis impresiones de la nueva expansión, decidí hacer una Cazadora Beast Master de la raza de orcos Maghar, que vienen de una línea de tiempo paralela creada en Warlods of Draenor.

Nuevas zonas para explorar y Curias

Como ha pasado en expansiones anteriores, tendremos una pequeña aventura introductoria antes de llegar a las Tierras Sombrías, donde nos encontramos con personajes icónicos de la Alianza y la Horda, que nos explican a su manera lo que creen que está pasando al inicio, mientras los acompañamos a través de las Fauces, una de las zonas más peligrosas que podemos visitar dentro del juego a la cual tendremos que volver más adelante.

Una vez que ya estamos en la ciudad principal de Oribos, una cadena de quest nos llevará por las diferentes zonas de la expansión para conocer sus respectivas Curias. Cada zona corresponde a una de estas «sub-facciones», donde ellos mismos nos estarán guiando por la historia de la zona y sus curiosos habitantes, donde llegan diferentes tipos de almas.

Contenido semanal

Una de las cosas más llamativas que tuvo la salida de Shadowlands fue el lanzamiento de contenido semanal, además de los eventos semanales que ya eran conocidos por los jugadores, como hacer cierto numero de calabozos a la semana para obtener un jugoso objeto o la apertura de alas de primera raid en el buscador de bandas que se abren cada dos o tres semanas. Cada una cuenta con 3 bosses de la raid.

En está oportunidad, Blizzard ha dejado a los jugadores disfrutar semanalmente de nuevos desafíos, como la rotación en la torre de Torghast (que explicaremos más adelante), las curias o sub facciones dentro de las tierras de las sombras. También avanzan semana a semana por medio de quest para ganar reconocimiento.

La torre de Torghast

Blizzard decidió seguir sumando desafíos para los jugadores más allá de los calabozos (dungeons) que llegan a dificultades «míticas plus«, las bandas de raid y los enfrentamientos que implican la jugabilidad pvp, sumando la torre de Torghast, la cual va cambiando de «alas» cada semana, pudiendo subir su dificultad por niveles. Esta cuenta con seis pisos que contienen muchos enemigos y bosses, la que se puede hacer solo o en party.

Lo más llamativo que podemos encontrar en la torre son las trampas, bastante clásicas al estilo de un dungeon de D&D, donde la precisión lo es todo y un mal movimiento nos puede hacer pasar un mal rato, sobre todo porque se cuentan con vidas limitadas.

Muchas más cosas por hacer

Si ya hiciste todo el contenido semanal y diario, el mundo de Azeroth ofrece otras formas de entretención, como la cacería de monturas o mascotas de duelo (algo así como «Pokémon»), que se pueden ir consiguiendo en bandas y dungeons de expansiones pasadas. Algunos jugadores pasan semanas, meses o incluso años esperando que caigan como loot, debido a que algunos porcentajes son extremadamente bajos.

Otros cazan armaduras y armas antiguas para poder transfigurar, logrando así tener a su personaje como más les guste. De igual manera, las monturas también tienen un porcentaje de caída.


WoW Companion

Ahora, para la gente que trabaja o los jugadores casuales que intentan llevar una vida fuera del juego, pero que aún así les gustaría tener un control sobre lo que sucede en Shadowlands, existe WoW Companion, una aplicación de Blizzard con la cual podemos revisar las recompensas de las diferentes zonas conocidas como «misiones de mundo» y ordenar a nuestros seguidores (de nuestra respectiva curia) a misiones.

Una expansión digna para pasar horas y horas

Finalmente, esta nueva expansión de World of Warcraft vuelve a refrescar este MMORPG que entrega fácilmente horas de juegos, y que se puede ajustar tanto a los jugadores más hardcore como hasta los más casuales, tomando en cuenta los eventos semanas, las profesiones que pueden obtener los personajes, los reinicios semanales de los calabozos y las bandas.

No podemos olvidar que uno de los puntos fuertes de WoW es su lore, que incluso las pequeñas quest nos pueden llevar a grandes historias, una razón de sobra para que dejemos sobre la mesa la invitación a jugar Shadowlands.


AGRADECEMOS A BLIZZARD ENTERTAINMENT POR EL CÓDIGO DE PRENSA PARA PODER REALIZAR ESTE REVIEW.

Comentarios Facebook