El equipo Schalke 04 logró lo impensado, dieron vuelta una temporada de verano con un récord de 1-10. Gracias al denominado «God Gillius» junto a un rendimiento fenomenal del resto de la escuadra alemana, lograron completar el recorrido milagroso ganando 7 partidas consecutivas. Para los no iniciados de la liga europea, hablamos del mismo equipo que partió el split con un récord de 0-8, sacando su primer punto contra Fnatic en la cuarta semana de la liga.

Hace unas semanas, el equipo alemán tenía un 4% de alcanzar los playoffs, contra todo pronóstico y un poco de ayuda de otros equipos terminan la fase regular de verano con un récord 8-10. Algo seguramente imborrable para la organización y a la vez memorable para los fanáticos de la liga europea.

Para lograr este tremendo hito, debieron derrotar al equipo ocupando el segundo lugar, MAD Lions. Gracias a una espectacular actuación del carrilero central Abbedagge y su mortal Corki saliendo de la partida 12/1/6.

Esta victoria significó un paso importante para mantener la respiración para ver los siguientes partidos, ya que necesitaban ayuda externa de los otros equipos. Necesitaban que Misfits ganará y a su vez G2.

Ahora el equipo alemán tiene como meta final llegar a la cita internacional más importante de League of Legends, ¿podrán llegar?