Este año parece ser uno de los más conflictivos para los ilustradores, los cuales con su talento y esfuerzo crean contenido, sin embargo, muchas de estas veces su trabajo no es respetado, como lo que pasó el miércoles 06 del presente mes en el programa Intrusos.

En el programa del canal nacional La redhan mostrado una nota sobre una vendedora ambulante que trabaja hace 5 años en el Paseo Barrio Lastarria como «Ayna Magnéticos«donde comercializa imanes para refrigeradores con diseños de famosos, no obstante las ilustraciones no eran de su autoría, sino de terceros.

Click en la imagen para ver la nota en Facebook de Intrusos.

Como se puede ver en la nota, cada diseño que se muestra es bastante particular, se pueden apreciar al detalle los productos que comercializa Ayna mientras ella cuenta su historia. Sin embargo, la nota muestra que ella había elaborado todo el producto, lo que encendió el debate en redes sociales, apareciendo todos los ilustradores molestos que alegaban la autoría de las obras usadas.

Fb oficial de intrusos

En el Facebook de Intrusos, en el post donde se ha publicado la nota, varias personas empezaron a comentar que los diseños utilizados en los imanes no son de autoría de Ayna, sino que, mucho de los diseños son de varios ilustradores chilenos, siendo estos descargados desde internet para luego armar el imán de refrigerador.

Para que tengan una idea, alguno de los ilustradores son los siguientes:

Ilistración de Oscar Giménez Ilustración, click en la imagen para ir a la pagina del Ilustrador.
El cual fue publicado en la revista el Mercurio, realizado por Oleísmos, Francisco Javier Olea.
Ilustración realizado por Mario Rodriguez.

Para demostrar aún más su molestia, los ilustradores afectados hicieron uso de Twitter y el Hashtag  #INTRUSOSDESINFORMA, el cual pretende dejar en claro la actual situación de vulneración que están sufriendo y que quedó en evidencia tras la nota del programa Intrusos.

Conforme avanzó el día, luego de la transmisión de la nota, más casos empezaron a salir a la luz, formándose un gran hilo en una publicación de Twitter, apareciendo muchos ilustradores que indicaban que Ayna había usado sus trabajos, como también otros usuarios que reconocieron trabajos de otros ilustradores, los cuales aun no tenían conocimiento del uso de sus obras.

Este hilo de conversación fue respondido por Intrusos: «desconocíamos el caso. Pedimos disculpas. Fue sin dolo. «

Gracias al apoyo informativo por parte de un Colaborador (que ha decidido no mostrar su nombre para evitar problemas), obtuvimos información de una persona afectada el año 2017 por Ayna.
El colaborador en cuestión nos comento la siguiente historia:

 

Andaba caminando por el Paseo Barrio Lastarria, cuando vi que había una ilustración elaborada por Gabriela Lezama

Al momento de increpar a dicha mujer, diciéndole que estaba robando propiedad intelectual, a lo que respondió:
-«Respeto tu opinión»;
No conforme con esa respuesta le dije: «No es un problema de opinión, es un problema legal«.

Al recibir esa respuesta, se victimizó, diciendo que era vendedora ambulante.»

Esta fotografía sacada en Octubre 2017 muestra en el pilar izquierdo la ilustración de Pedro Angel de Gabriela Lezana.

 

Para saber más detalles de lo anterior, intentamos ponernos en contacto con la artista a la cual le hizo plagio: «Ella nos contó que, al ponerse en contacto con ella y luego de una conversación, dejo de vender el imán en cuestión, pero al parecer hizo otro pero con algún programa».

Al ponernos en contacto con Ayna, no recibimos respuesta, sin embargo nuestro colaborador se puso en contacto con Ayna y pudo responderle con el siguiente mensaje:

Mensaje Privado con Ayna

En este mensaje, ella explica que usa un programa el cual transforma las imágenes a unas como «si hubiesen sido dibujadas» llamado Cartoonizer, sin embargo, el resultado de la edición con dicho software no es para nada similar a la calidad de trabajo presentado en la nota, difiriendo con las imágenes mostradas en el programa de La Red.

Adicionalmente, en la nota de Intrusos no solo se ve uno, sino que varias ilustraciones de artistas conocidos chilenos, quienes sienten que les han robado el material por el cual han estudiado y esforzado en hacer. Este hecho es frecuente, donde incluso diferentes ilustradores han podido manifestarse respecto de la situación mediante imágenes educativas sobre el mal actuar de la gente ignorante al tema.


Dibujo explicativo de Carla Moreno

Testimonios

Luego de ponernos en contacto con Francisco Javier Olea, ilustrador del «Lucho Jara», nos brindo su opinión al respecto.

Mira, en principio, me parece mal. No se puede lucrar con creaciones que no son tuyas, pero hay dos atenuantes; yo tampoco soy muy cuidadoso y peco de buena fe pues no pongo sellos de agua ni restricciones a las cosas que subo a las redes. Sólo me preocupo de subirlas en baja resolución, pero eso no les impide usarlas. Y dos, y esto es muy personal, funciono un poco desde el criterio; si es una mujer que está vendiendo imanes en la calle para juntar unos pesos para alimentar a sus hijos no me importa, incluso me alegra que los use. Ahora, si arma el imperio de los imanes cambia la cosa. Slds!

También se han podido expresar otros ilustradores, como por ejemplo Conyejo, una popular ilustradora de la región de Valparaíso, quien en conversación con nosotros, se ha referido del tema:

Realmente es un problema super común, no solo por ser directora de una comunidad, si no que por ir a eventos desde el año 2007. Uno se encuentra con tiendas de reventa, que toman trabajos de amigos, colegas, y la gente parece encontrarlo muy normal. Pero pasa a llevar el esfuerzo de muchos por que pelean no solo con los autores, si no con quienes nos esforzamos en crear material ya que como ellos no trabajan la imagen, la venden a precios mucho mas bajos.

Ocurre igual que uno se frustra, especialmente cuando te pasa a ti. Uno desea que no llegue nunca ese mensaje que te alerta de alguien mas vendiendo tu diseño, pero es inevitable cuando algo se vuelve popular o es llamativo. Es triste, he visto a muchos chicos que empiezan a ponerse recelosos con lo que hacen, dejan de compartir o interactuar con la gente por ese miedo.

Y eso pasa por que igual ilustrar es algo muy personal, cuando uno crea un trabajo, aun que este inspirado en algo más, hay un esfuerzo y una conversación con tus gustos, con tu cariño, entonces cuando alguien mas lo usa, sin permiso y mucho más aún, para su venta y ganancia propia, es super agresivo. Es una de las penas mas grandes para un creador.

Lamentablemente, casos como este son bastante comunes y tienden a suceder seguido, pasando a llevar el esfuerzo de estos artistas que día a día trabajan por entregar contenido original a sus seguidores.

¿Qué dice la ley?

Según la Ley de propiedad intelectual en la legislación cultural, los dibujos pueden registrarse, enviando una copia y pagando un valor de inscripción (que normalmente no supera el 10% de una UTM). Una vez registrado, el castigo por infringir esta ley va desde la privación de libertad y una multa desde 4 hasta 1.000 UTM.

Fragmento de la guía de propiedad intelectual en la actual legislación cultural.

Independiente si la obra esta registrada o no, este tipo de casos no debería quedar bajo perfil; si ven o saben de casos similares en donde una ilustración es usada sin el consentimiento del ilustrador, háganle saber para que tome las medidas correspondientes. Se debe respetar el trabajo que otra persona hace y por ello, estos actos son muy reprochables.


¿Qué opinas? ¿Lo has visto? 
Cuéntanos en los comentarios.