InicioEntretenimientoCineReview | Lilo, Lilo, Cocodrilo: un extraño musical

Review | Lilo, Lilo, Cocodrilo: un extraño musical

Algunas estrellas se encuentran en los lugares más inesperados de la vida

Si hay un género de cintas que llama la atención hasta hoy en día, son las famosas «películas musicales«. Muy pocas veces son extrañas para el público, sobre todo si son animadas, formato en donde Disney son expertos. Sin embargo, rara vez se ve un musical live-action y mucho menos con una premisa tan rara como Lilo, Lilo, Cocodrilo. Una película que aún no deja de sorprenderme.

Cuando hablamos sobre asombrarnos, no hablamos de la manera más positiva que se puede decir. La película musical basada en el reconocido texto infantil del mismo nombre, Si bien es entretenida, es una experiencia bizarra de ver.

La historia se arma alrededor de un cocodrilo, llamado Lilo. Este tiene todos los rasgos que representan los cocodrilos, las grandes fauces, los ojos con doble párpado, gruñidos, pero con una vuelta: canta en inglés de manera perfecta.

Esta película intenta ser tan cercana, que se excede en su intento y es extraño ver un cocodrilo adulto (o crecido por lo menos) siendo psicólogo de toda una familia. Y que además baile y cante es un plus a esta extrañez. La película es entretenida, pero su rareza pone ciertos topes.


Ficha Técnica

  • Título Original: Lyle, Lyle, Crocodile
  • Año: 2022
  • Fecha de estreno en Chile: 27 de octubre, 2022
  • Duración: 106 minutos
  • Dirección: Josh Gordon; Will Speck («Hit Monkey«)
  • Guion: Will Davies
  • Basada en: Libro para niños, Lyle, Lyle, Crocodile (1965), escrita por Bernard Waber.
  • Productores: Tarak Ben Ammar; Robert J. Dohrmann; Josh Gordon; Andy Mitchell; Hutch Parker; Benj Pasek; Justin Paul; Will Speck; Kevin K. Vafi; Dan Wilson; Bryan Yaconelli
  • Música: Matthew Margeson; Benj Pasek; Justin Paul
  • Fotografía: Javier Aguirresarobe
  • Montaje: Richard Pearson
  • Actores y Actrices: Shawn Mendes (voz), Javier Bardem, Constance Wu, Scoot McNairy, Winslow Fegley, Brett Gelman
  • Género: Animación, Comedia, Musical
  • Productora: Eagle Pictures; Hutch Parker Entertainment; Sony Pictures Animation; Sony Pictures Entertainment; Speck & Gordon; TSG Entertainment
  • Distribuidora: Columbia Pictures; Sony Pictures Entertainment; Andes Films
  • Versión para su Review: Minicine, doblada

Tráiler


Sinopsis

Hector Valenti es un showman fracasado que no logra llegar al estrellato con sus números de animales estrella. Hasta que alguien le recomiendo intentar con una especia más «exótica».

Con una misión desesperada de encontrar un nuevo número en la tienda de mascotas, da con Lilo, un cocodrilo que tiene una voz fuera de este mundo. Pero llevarlo al estrellato tomará más que una voz increíble para lograrlo.

El tiempo pasa y una nueva familia llega a la casa donde habita Lilo, poco a poco se irán conociendo, donde nuestro Cocodrilo amigo sabrá lo que es ser libre y tener sueños. Todo mientras que ayuda a la familia a superar sus mayores miedos.

¿Qué problemas tendrá Lilo en el camino? ¿La familia lo aceptará tal y como es, un cocodrilo? ¿Hasta qué punto llegará Valenti para sacarle el mejor provecho a su nuevo cantante?


Veredicto: Recomendada

Lo Bueno

  • La música de la película es de las mejores cosas que tiene el título, algunas lo bastante pegajosas y buenas, como para no olvidar.
  • Es un producto simpático, por mucho que parezca extraño, se vuelve entretenida.
  • Sus personajes son carismáticos, sobre todo el papel de Javier Bardem.
  • La película logra hacer reír, debido a lo absurdo que es la historia y su protagonista.
  • Deja un mensaje de aceptar a las personas por cómo son y no juzgar a un libro por su portada.

Lo Malo

  • La trama es bastante lenta y nada innovadora.
  • La película busca mucho que los espectadores tomen su trama «en serio», pero es difícil debido a su naturaleza.
  • Los espacios de CGI del cocodrilo se sienten mal finalizados.
  • No resalta en nada, particularmente hablando.

Lilo, Lilo, Cocodrilo es de esas películas que, de verdad, no sobresalen de nada, sino que cumple con ser simpática. Pero sin duda, sería una gran elección para llevar a los más pequeños al cine o ver una película, y menos mal, ya que originalmente es un libro infantil.

Esta película, de alguna manera, recordó mucho a Stuart Little, no en su calidad específicamente, sino que en la idea que propone. Un animal con muchos aspectos humanos, que empieza a vivir con una familia. ¿Se les hace conocido?

De todas maneras, diría que hasta la calidad de nuestro amigo hecho digitalmente era mejor en Stuart Little, además que su historia es mucho más llamativa y el desarrollo comprendía mejor sentido y coherencia que Lilo, Lilo, Cocodrilo. Pero ojo, aquí venimos a conversar de un cocodrilo.

Debemos aclarar que no hemos leído del libro, pero las ilustraciones de este son bastante reconocidas en la sociedad, que además le dan un sentido a la película, por lo que alguien que haya tenido la oportunidad sentirá una gran nostalgia.

Ejemplos hay varios, como cuando el cocodrilo ayuda a la familia o la madre lo dibuja, en las mismas ilustraciones del libro. Es un guiño simpático.

Es prudente empezar diciendo que Lilo, Lilo, Cocodrilo es una película absurda. Aún no estoy seguro si esto funciona a su favor o en contra, pero es una película que tiende a sentirse ridícula. Uno no ve todos los días a un cocodrilo que canta y baila por… instinto, supongo.

Debido a esto mismo, se vuelve una película simpática, con buenos números musicales y con uno que otro chiste que funciona. Pero que no te engañe, la mayor parte humorística la encontré en lo absurdo que me parecía la cinta.

Siento que esto vuelve la película muy entretenida, pero no por las razones correctas. De todas maneras, funciona de una u otra forma. Además, que los personajes también aportan a la historia completa, sobre todo con Valenti.

El papel de Javier Bardem es fácilmente el personaje más carismático del largometraje, aún más que el cocodrilo (que como protagonista debería serlo). Bardem sobresale en su rol como personaje misterioso, que además que es dinámico, divertido y llamativo.

Todas las escenas en las que aparece se lleva la pantalla y toda la atención. Eso habla muy bien de su papel y su actuación, tal vez el mejor de la película. Muy agradecidos que sea así.

Si no fuera por él, el resto del elenco y los números musicales, la película no tendría ni pies, ni cabeza, por lo que sinceramente fueron salvadas por esos aspectos. Sin ellos, solo sería una cinta más y habría pasado desapercibida.

Si hay que destacar algo de Lilo, Lilo, Cocodrilo, sería la moraleja que nos deja su trama. Durante la cinta se trabaja mucho la idea de personalidad, carácter y volver a encontrarse con uno mismo.

De alguna manera, la idea de un cocodrilo cantante funciona, ya que no se debería juzgar un libro por su portada. Todos tenemos algo que nos hace especial, y como tal, hay que aprender a reconocerlo y apoyarlo.

Sin duda, es un mensaje interesante, pero cabe recalcar que no lo presenta de una manera muy clara. Hay que leer muy entre líneas para sacarlo, así que podemos decir que su realización tampoco es la mejor. Pero logra ser lo mínimo.

En definitiva, Lilo, Lilo, Cocodrilo, no es la mejor película del año y no llegará a serlo en ningún sentido, pero es una excelente opción para que vean los más pequeños. Sin duda, el diseño de nuestro amigo reptil atraerá más de una mirada de los niños y niñas.

Tiene sus fallos, y sobresale más por la ridiculez que presenta, que el fondo e historia que trata de contar. Por lo menos, resalta en sus personajes y actuaciones, además que como musical es bueno, sobre todo si se ve en idioma original para escuchar a Shawn Mendes.

Es una película que roza lo absurdo y juega con lo ridículo, y que de alguna manera funciona. Seguramente, no lo hayan hecho con intencionalidad, pero de la misma manera dieron con una película entretenida y simpática que intenta dejar un mensaje, muy similar a Stuart Little, pero con un cocodrilo de dos metros.


AGRADECEMOS A ANDES FILMS POR LA INVITACIÓN PARA PODER REALIZAR ESTE REVIEW.

Ignacio "Kairos" Riveros
Ignacio "Kairos" Riveros
Tengo 25 años. Desde que tengo memoria he sido parte del mundo del gaming, partiendo con la primera consola de Sony, PlayStation. Desde ahí me he hecho más parte de este mundo, agregando mis gustos por el cine, la animación japonesa y el manga.

Próximos eventos

¡Siguenos!

16,865FansMe gusta
1,841SeguidoresSeguir
650SeguidoresSeguir
791SeguidoresSeguir
729SeguidoresSeguir

Te recomendamos leer: