InicioEntretenimientoCineReview | El Teléfono Negro, el suspenso de la incertidumbre

Review | El Teléfono Negro, el suspenso de la incertidumbre

Una cara sonriente no siempre es la más amable, atiende el teléfono si quieres vivir

Algo que pasa con las películas del género de terror o suspenso, es que muchas veces tienden a caer en lo mismo, repitiendo el crear clichés que después alimentan otros productos, como podemos con Scream.

Siempre espero la diferencia, la vuelta de tuerca que le pueden hacer a una narrativa o a los hechos para que una película de este tipo sea distinto, algo que agradezco que El Teléfono Negro logre hacer.

Muchos aspectos pueden ayudar a esto, y creo que en este caso tenemos hartos pros. Sobre la cinta, podemos adelantar que es una película atrapante, que su máxima herramienta es la incertidumbre, y que el suspenso nace de ahí.

Desde una excelente actuación de Ethan Hawke, el antagonista de la película, hasta distintas pinceladas sobrenaturales, todo creado de una manera llamativa, la cinta se siente que encuentra su propio camino, ritmo y medio.

La constante pregunta de cuál será el resultado de las cosas, frente a situaciones morbosas y angustiantes escenas en un ambiente hostil y peligroso, es una de las cosas más fuertes que tiene la película. El Teléfono Negro no da espacios al descanso, con la permanente duda si las cosas saldrán bien.


Fecha Técnica

  • Título Original: The Black Phone
  • Año: 2021
  • Fecha de estreno en Chile: 21 de julio, 2022
  • Duración: 102 minutos
  • Dirección: Scott Derrickon («Doctor Strange: hechicero supremo«, «Siniestro«, El exorcismo de Emily Rose«)
  • Guion: Scott Derrickson; C. Robert Cargill
  • Basada en: Cuento homónimo, The Black Phone, escrito por Joe Hill
  • Productores: Jason Blum; C. Robert Cargill; Scott Derrickson; Joe Hill; Jennifer Scudder Trent; Ryan Turek; Christopher H. Warner
  • Música: Mark Korven
  • Fotografía: Brett Jutkiewicz
  • Montaje: Frédéric Thoraval
  • Actores y Actrices: Mason Thames, Madeleine McGraw, Ethan Hawke, Jeremy Davies, E. Roger Mitchell, Troy Rudeseal, James Ransone, Miguel Cazarez Mora
  • Género: Terror, Suspenso
  • Productora: Universal Pictures, Blumhouse Productions, Crooked Highway
  • Distribuidora: Universal Pictures, Andes Films
  • Versión para su Review: Minicine, idioma original subtitulada

Tráiler


Sinopsis

Finney Shaw es un niño de un pequeño pueblo de Estados Unidos. Él junto a su hermana, Gwen, tienen una vida complicada, no solo por los matones de la escuela o su padre alcohólico, sino que en el pueblo han desaparecido últimamente muchos niños también.

Este misterioso criminal conocido como El Raptor, le pone un ojo encima a Finn. Al secuestrarlo, lo encierra en un sótano a prueba de sonido, donde su única compañía es un teléfono negro, que aún desconectado, sirve como comunicador para las antiguas víctimas del asesino.

Finney es la siguiente víctima de este asesino serial, y solo podrá depender de la misteriosa ayuda de los espíritus que tendrán el objetivo de que no sufra el mismo destino que ellos. El caos se desata y los engranajes del destino empiezan a moverse por sí solos.

¿Finn podrá evitar su muerte a manos de este sádico psicópata? ¿Qué historia conecta a las víctimas que se comunican por el teléfono y Finney? ¿Cuánto tiempo le queda a la policía para evitar que otra fatalidad ocurra?


Veredicto: Recomendado

Lo Bueno

  • El trabajo del suspenso desde la incertidumbre es una herramienta muy útil y funcional.
  • La actuación de Ethan Hawke y Mason Thames hacen una gran sinergia dentro de escena, tanto en conjunto, como individualmente.
  • La duración de la película (1:42 h) es precisa y perfecta.
  • El villano es bastante perturbador, donde brilla por su tono y gestualidad.
  • La cinta es atrapante desde su inicio, con la idea de un gran peligro al acecho.
  • Logra fusionar la terrorífica realidad con lo sobrenatural de una manera armoniosa.

Lo Malo

  • Hay algunos hoyos de guion y elecciones narrativas que no se entienden muy bien.
  • El personaje del padre pareciera ser más importante de lo que termina siendo.

El Teléfono Negro es, sin duda, una gran película de terror y suspenso, donde puede sobresalir entre todos los demás representantes el género. Si bien, hay razones específicas para que esto sea así, la mayoría recae en la genial forma en la que se da forma la historia y su villano.

Cuando hablamos del género de terror, es fácil pensar en los clichés que este tiene, donde «el asesino de turno, con el arma de turno y la máscara de turno, persigue a los personajes de turno». O bien, el terrorífico demonio encarnado en una casa no deja a sus nuevos dueños en paz.

Vamos, sabemos de qué van las películas de terror en su mayoría y por eso, ver productos como este, en dónde logran dar una vuelta de tuerca, es sumamente agradecido. Con la mente de Scott Derrickson y la excelente actuación de Ethan Hawke, nace una joya de terror para el 2022.

En primera instancia, no esperaba muchas cosas de El Teléfono Negro, pues las primeras reseñas globales mencionaban que era una buena película de suspenso, pero nada más. Pero ahora que la vi, puedo decir que, por seguro, esta cinta quedará como una de las mejores del género de este año.

Creo que, además de una narrativa ingeniosa, una de las claves para que una película de terror brille es que su protagonista o su antagonista, idealmente ambos. En El Teléfono Negro, el villano es que se lleva el mayor peso.

La actuación de Ethan Hawke es espectacular. Para la cinta, encarna a El Raptor, el sádico asesino de niños, y vaya que lo hace bien. Este villano se caracteriza por un conjunto de máscaras de dos partes, que va alternando de manera permanente.

De este modo, a Hawke casi nunca le podemos ver la cara, pero eso es lo que lo hace tan bueno, pues no necesitamos verle la cara para que aterre. Sus cambios de tono, entre un agudo más inocente, a un grave y peligroso, además de sus gestos y el uso del cuerpo, es todo lo que necesitamos.

Con unas vibras parecidas al Joker, el príncipe payaso del crimen, el Raptor es terrorífico y peligrosamente errático. Cada vez que entra en escena, nunca se sabe qué hará realmente. La incomodidad de un villano traído a la vida.

Además, que el diseño de cada una de sus máscaras es de un nivel increíble, que solo aporta a su personaje y sus retorcidos pensamientos.

Lo mejor del largometraje es Ethan Hawke y su actuación, no hay duda en eso. Volvería al cine a ver El Teléfono Negro solo para ver al Raptor cobrar vida de nuevo. Pero también hay que saber valorar el trabajo del protagonista, Mason Thames.

Para el joven actor, este es su primer papel protagónico, y qué mejor manera que en un rol protagonista. Su rendimiento es bastante bueno, lo cual lo hace un excelente apoyo para la cinta. Sabe transmitir las sensaciones de Finney, lo cual lo hace mucho más cercano.

Thames y Hawke es una gran combinación, donde su sinergia es indudable. Si bien, sus interacciones no son tan largas, están ahí, y vuelven mucho más disfrutable el producto.

El Teléfono Negro es atrapante desde su inicio, y esto se debe a que trabaja muy bien con el suspenso, que genera la incertidumbre. Como uno siempre siente que el peligro está al acecho, es más fácil mantener la atención del espectador.

Y es que esa es su mejor herramienta, la poca certeza de qué ocurrirá luego, si aparecerá el asesino, si algo servirá o como reaccionarán sus personajes, todo eso se une por una buena razón: armar suspenso y ansiedad.

Esto lo acompaña toda la duración de la película, que no se alarga más de lo que debería, no le da muchas vueltas, todo se siente que ocurre de manera fluida. Su duración de poco más de una hora y media es excelente para la historia que buscan contar, sea precisa y concisa.

Pero como es costumbre, no podemos decir que la película se salva de puntos negativos. Y luego de que terminara la cinta, muchos cabos sueltos quedaron en el aire. La historia del villano, por ejemplo, se sentía como si hubiera más de lo que sabíamos, pero nunca profundizan esa parte.

El padre de Finney y Gwen es una adición que daba igual si estaba o no. Por muy importante que se sintiera ese conflicto, la idea del papá maltratador termina siendo una excusa, más que un medio.

Como estos, hay más ejemplos que en realidad no terminan de cerrar. No entraremos en detalle porque serían mayores spoilers, pero así son las cosas. Uno de los secuestros lo encontré bastante extraño y forzado, pero como era menor no afecta la experiencia. Aun así, queda en la mente.

En definitiva, El Teléfono Negro es una muy buena película de suspenso, que prepara una trama que puede ser rozada por la realidad, lo cual la hace aún más angustiante. Uniendo dos mundos que en concepto son opuestos: la cruda realidad y lo sobrenatural.

Ethan Hawke y la puesta de escena, no solo de este, sino que también por la dirección de Derrickson, hacen que el ambiente hostil tome vida. El Raptor, creo yo, podría volverse un ícono del cine de suspenso, y eso se les debe agradecer.

No me extrañaría ver en agosto máscaras como las que muestra el asesino serial, lo suficientemente perturbadoras e increíblemente detalladas, que fácil pueden volverse un ícono. La cinta da para eso, y de verdad, espero que más gente pueda darle una oportunidad.

Los amantes del suspenso la disfrutarán enormemente, mientras quiénes son público más casual de todas maneras pueden encontrarla una gran cinta. Cada vez que suene un teléfono negro pensaré en este largometraje y recordaré a Hawke, porque aquí nace un ícono.


AGRADECEMOS A ANDES FILMS POR LA INVITACIÓN PARA PODER REALIZAR ESTE REVIEW.

Ignacio "Kairos" Riveros
Ignacio "Kairos" Riveros
Tengo 25 años. Desde que tengo memoria he sido parte del mundo del gaming, partiendo con la primera consola de Sony, PlayStation. Desde ahí me he hecho más parte de este mundo, agregando mis gustos por el cine, la animación japonesa y el manga.

Próximos eventos

¡Siguenos!

16,865FansMe gusta
1,841SeguidoresSeguir
650SeguidoresSeguir
814SeguidoresSeguir
729SeguidoresSeguir

Te recomendamos leer: