InicioEntretenimientoCineReview | Licorice Pizza: el amor contado de una forma interesante

Review | Licorice Pizza: el amor contado de una forma interesante

Una linda historia de amor contada desde los ojos de Paul Thomas Anderson

Si eres un fiel seguidor de Alerta Geek, recordarás que hace poco abarcamos el tema sobre las películas de amor con la reseña de Cásate Conmigo, película protagonizada por Jennifer Lopez y Owen Wilson, que mostraba como seguían funcionando los romcom.

Ahí hablamos de cómo las películas de comedia romántica se ciñen a la clásica receta, y que sigue funcionando. Dos enamorados que se conocen, o se conocían, pasa algo, creemos que su relación se rompe, pero la arman de nuevo.

Paul Thomas Anderson cuenta eso mismo, de una manera diferente, pues viéndose casi como un contraste a lo que postulábamos anteriormente, Licorice Pizza llega para demostrar que hay maneras originales de contar una historia romántica cómica.

Esta es una película llena de referencias a la cultura pop y acontecimientos históricos de la época de los 70′ en Estados Unidos, en Los Ángeles específicamente. Protagonizada por actores que tienen su primera interpretación en pantalla grande, esta cinta de romance, comedia y drama ha demostrado ser una de las mejores cintas actualmente, siendo nominada a los Oscar como mejor película.


Ficha Técnica

  • Título Original: Licorice Pizza
  • Año: 2021
  • Fecha de estreno en Chile: 17 de febrero, 2022
  • Duración: 133 minutos
  • Dirección: Paul Thomas Anderson («The Master», «Petróleo Sangriento», «Magnolia»)
  • Guion: Paul Thomas Anderson
  • Música: Jonny Greenwood
  • Fotografía: Paul Thomas Anderson; Michael Bauman
  • Montaje: Andy Jurgensen
  • Actores y Actrices: Alana Haim, Cooper Hoffman, Bradley Cooper, Sean Penn, Tom Waits, Benny Safdie
  • Género: Comedia, Romance, Drama
  • Productora: BRON Studios, Focus Features, Ghoulardi Film Company
  • Distribuidora: Universal Pictures, Metro-Goldwyn-Mayer (MGM)

Tráiler


Sinopsis

Gary Valentine es un joven de 15 años que solo quiere sobresalir en la vida. Tiene una carrera en actuación, muchos contactos y un gran ojo para los negocios. Siempre tratará de dar lo que puede para hacerse un espacio en la vida.

Alana Kane es una chica de 25 años que intenta darle un sentido a su vida. Buscando hacerse un espacio en un mundo de la adultez, pero extrañando ser una niña que quiere divertirse. Es madura y tiene una visión crítica de la vida.

Estos dos jóvenes se conocerán en un momento aleatorio de su vida, y empezarán a desarrollar su relación de amistad y amor. Contando una historia de su crecimiento y como viven el amor de una manera natural, con muchas preguntas entre medio.


Veredicto: Recomendada

Lo Bueno

  • Excelentes interpretaciones de actores que por primera vez aparecen en pantalla grande.
  • El trabajo narrativo de la historia está muy bien cuidado.
    • Nada sobra.
  • La música ambiente la época de los 70′ estadounidense y acompaña la acción.
  • La cinta se siente con vida, todo fluye con cada situación.
  • Los guiños de la cultura pop están más presentes que nunca, y tratan también de darle espacio a la cinta.
  • Un largometraje que está hecho con cariño, cuidado al detalle y que te envolverá con su historia.

Lo Malo

  • El orden de los acontecimientos puede ser muy enredado. Perder la atención puede significar perder parte de la cinta.

Uno de los logros más grandes una película puede tener es conseguir que el espectador se vea envuelto en el mundo que quiere lograr. Licorice Pizza es un ejemplo de esto, Paul Thomas Anderson logra hacernos un espacio en la historia que está contando.

Para apoyar esto, todos los aspectos de un largometraje deben aportar. Es decir, la interpretación de los actores, la puesta en escena, la narrativa, el mundo en el que las cosas pasan. Y hay que decir que en esta película siempre están pasando cosas, y eso es muy bueno.

Partamos con lo que más llama la atención. Los actores sin duda alguna hacen una interpretación espectacular de sus personajes. Alana Haim y Cooper Hoffman, las estrellas de la obra, sin duda brillan con sus interpretaciones como Alana Kane y Gary Valentine.

Algo interesante de esto, es que ambos actores, Haim y Hoffman, parten su carrera cinematográfica con Licorice Pizza, siendo la primera cinta de ambos. Hay que decir que también estaban relacionados con el espectáculo de una u otra manera.

Alana Haim es la menor de tres hermanas, Este Haim y Danielle Haim (que también actúan en la cinta como las hermanas Kane). Las tres tienen un grupo musical llamado Haim, que fue fundado el 2007 y que llevaron a las tres a tocar con grandes estrellas como The Killers y Taylor Swift.

Por otro lado, Cooper Hoffman es el hijo del fallecido actor Philip Seymour Hoffman, conocido por papeles como Plutarch Heavensbee en la saga de Los Juegos del Hambre, como también su actuación en otras películas como The Master (2012), Capote (2005) o Boogie Nights (1997).

Siendo esta la primera película de ambos, lograron sacar adelante una actuación brillante, que se nota la complacencia entre ambos desde el primer momento. Sobre todo Hoffman, que irradia carisma a sus 18 años.

Si hablamos de narrativa, Licorice Pizza presenta una manera poco ortodoxa de contar su historia, dividiendo la cinta en cápsulas temporales. Este también resulta ser su parte más complicada de abordar, dado que al principio es un poco confuso el orden y los tiempos de sus acontecimientos.

Debido a lo anterior, para ver esta película hay que ir con atención, ya que, de por sí es un largometraje donde cada puesta en escena, cápsula y situación importa. Se mueve tan rápido entre momentos que si no pones atención es muy fácil perderse.

Como la historia cuenta el desarrollo de un amor poco común, muchas cosas pasan, ya sea felicidades, tristezas, amores y desamores por igual, que le da un ritmo activo a la cinta por completo.

Toda la historia se arma por su propio encanto, aún cuando el orden era un poco irregular, al final todos los aspectos que hacen la película te invitan a fluir con ella.

Toda la cinta transcurre en un escenario y ambiente muy bien representado por la música y los casos que existen. Si bien, es una película que a ratos toca muchos temas, siempre es desde una visión de sus protagonistas, todo pasa alrededor de ellos y sus objetivos, así que se siente el orden.

La música y cultura pop de Licorice Pizza pasa por momentos importantes de la época de Estados Unidos. La llegada de las camas de agua (que acompaña la aparición de George DiCaprio, padre de Leonardo DiCaprio), la campaña de Joel Wachs (alcalde homosexual), la crisis del petróleo de 1973, el apogeo de Jon Peters (Bradley Cooper) en el matrimonio con Barbra Streisand y más.

Todo acompañado de música, que se divide de dos maneras. Primero siendo música de la época como interpretaciones de David Bowie, The Doors o Paul McCartney/Wings. El otro lado banda sonora creada por Jonny Greenwood, que ambienta muy bien.

En muchas escenas la música (que casi nunca deja de sonar algo diferente) toma un rol importante, enfatizando los sentimientos de los personajes, lo cual lo hace más disfrutable.

Licorice Pizza logra contar esta historia de amor, donde cada escena, situación y posibilidad está llena de vida. No solo los actores, sino que también todo el ambiente que pasa a las espaldas de cada uno de los personajes.

Todo está en continuo movimiento, algo siempre está pasando, alguien siempre está «haciendo algo». Sonará fácil, pero la verdad es que hacer que todo se mueva de manera tan fluida y totalmente natural es una dirección dificultosa.

Desde el principio, la película te prepara para lo que será: un sube y baja amoroso, donde todo está pasando al mismo tiempo. Contando una historia no solo de amor, sino de autodescubrimiento, maduración y crecimiento de jóvenes que solo quieren vivir su vida.

La actuación de los personajes secundarios es más que notable, cada uno más único que el anterior. Desde Christine Ebersole como Lucille Dolittle como la jefa de talentos jóvenes, John Michael Higgins como Jerri Frick y su sueño japonés, o Sean Penn como William Holden y su moto.

Cada personaje hace todo más entretenido, pero si tenemos que destacar algunos sin duda hablaría de Bradley Cooper como Jon Peters y Harriet Sansom Harris como Mary Grady, la cazatalentos.

Ambos actores nos regalan de las mejores escenas de toda la película, con interpretaciones brillantes y cómicas, que sinceramente nunca se irán de mi cabeza.

En definitiva, Licorice Pizza muestra el cariño de Paul Thomas Anderson a sus películas, sobre todo con aquellas que representan el cine más de época. Siendo esta película especialmente especial por tener elementos autobiográficos.

La química entre ambos jóvenes y como la película va contando sus historias, tanto cuando van juntos, como cada uno por su parte, te envuelve en su ambiente. Solo debes dejarte fluir por lo que están contando.

Amala Haim y Cooper Hoffman empiezan su estrellato, que pueden llevarlos a tomar nuevos papeles en la historia cinematográfica que recién abren.

Unos 70′ que te hará viajar a la época y hará vivir esta entretenida historia de amor, que está llena de conflictos livianos, humor, crecimiento y las dos horas mejores usadas. Aún no puedo decir si ganará los Oscar, pero sí del porqué está nominada.


AGRADECEMOS A ANDES FILMS POR LA INVITACIÓN PARA PODER REALIZAR ESTE REVIEW.

Comentarios Facebook
Ignacio "Kairos" Riveros
Ignacio "Kairos" Riveros
Tengo 24 años. Desde que tengo memoria he sido parte del mundo del gaming, partiendo con la primera consola de Sony, PlayStation. Desde ahí me he hecho más parte de este mundo, agregando mis gustos por el cine, la animación japonesa y el manga.

Próximos eventos

¡Siguenos!

16,714FansMe gusta
1,455SeguidoresSeguir
500SeguidoresSeguir
600SeguidoresSeguir
629SeguidoresSeguir

Te recomendamos leer: