Review | Iconoclasts: el metroidvania de la llave inglesa

La creencia de los dioses cósmicos y la idea de que estamos hechos para algo más grande, hecho juego

Los metroidvania son un género que ha cobrado cierta importancia en los últimos años. Como su nombre bien explica, está basado en mecánicas de Metroid y Castlevania, así como la exploración 2D, el backtracking y jefes de niveles. En este caso, de la mano de Joakim «Konjak» Sandberg y MP2 Games, aparece Iconoclasts, un juego indie que tiene mucho que contar.

En un mundo ficticio, donde una secta religiosa tiene el control de lo que sucede en este. Su dios es un ente cósmico más allá de la comprensión humana y veneran el material marfil como la representación de lo divino. Tomas el poder de Alondra, una mecánica no registrada, que por tratar de ayudar a las personas, se ve envuelta y obligada a pelear contra la Sociedad Oculta, la secta maligna.

Un juego de pixel art, lleno de colores, personajes interesantes, un trasfondo religioso cósmico. Con cierta crítica social y las buenas intenciones de una joven que solo quiere darse una merecida siesta. Iconoclasts, un metroidvania de tomo y lomo.


Tráiler


Ficha técnica

  • Título: Iconoclasts
  • Lanzamiento: 23 de enero, 2018
  • Publisher: Bifrost Entertainment
  • Desarrollador: Joakim «Konjak» Sandberg y MP2 Games
  • Formato de lanzamiento: PlayStation 4, Nintendo Switch, Microsoft Windows, GNU/Linux, macOS, PlayStation Vita, Mac OS Classic, Xbox One
  • Restricción de edad: Mayores de 12 años
  • Valor: $20.00 USD en PlayStation Store, 8.900 CLP en Steam
  • Formato de Compra: Edición normal
  • Género: Acción, Aventura, Plataforma, Metroidvania

Requisitos del sistema


Sinopsis

El mundo en el que se ambienta el juego está dividido en asentamientos, estos tienen que trabajar en post de la Sociedad Oculta y amar al conocido Él, un ser divino que está más allá de los cielos. Este mundo tiene un marcado sistema económico-social, donde el asentamiento 1 es la clase más alta, una ciudad moderna, con lo último en tecnología y cuidado de sus habitantes, que tienen la posibilidad, también, de estar cerca de Madre, la representante de Él.

Alondra, la protagonista, solo quiere ayudar a la gente de su asentamiento más cercano, el 17, en donde además está Elro, su hermano y único familiar vivo. En este mundo, todas las personas deben ejercer un trabajo para la Sociedad Oculta, si ejerces un trabajo sin registrarte, es un delito que se paga con la muerte, en este caso, Alondra es una mecánica no registrada, que ayuda a los necesitados. Inaceptable.

Además, los asentamientos que no cumplen con lo que pide la Sociedad, pueden sufrir penitencias, que puede significar la destrucción de sus hogares, hasta el asesinato directo. Sí, muy alentador.

De este modo entra a un mundo donde empieza a cambiar las leyes y el control, en un contexto donde dos culturas religiosas, La Sociedad Oculta y los Isi, colisionan en creencias y poder, para controlar la explotación de marfil (El material más preciado y que le da vida al mundo). Enfrentándose a un inminente fin del mundo porque el marfil no da abasto. Estamos familiarizados con el tópico.


Gameplay

El juego, como todo buen metroidvania, se moldea desde elementos de backtracking, desbloquear nuevas habilidades o dotes, para avanzar en áreas que no podías más temprano en el juego, o alcanzar recompensas que eran imposibles de alcanzar. Durante el juego nos encontraremos con distintas habilidades que ayudaran al avance de nuestra historia.

Lo primero es nuestra llave inglesa, nuestra mejor amiga en la aventura, la señal que nos transforma en la mecánica no licenciada por la Sociedad, con ella seremos capaces de usar interruptores, girar ruedas y electrificarnos para alcanzar lugares fuera de nuestro alcance. Por otro lado tenemos nuestra confiable aturdidora, que durante el juego iremos mejorando, para tirar granadas, misiles y ondas, que también nos abrirán nuevos caminos que alcanzar.

Jefes y modos de juego

¿Qué es un metroidvania sin jefes? Si bien el juego está lleno de plataformeo, el punto donde brilla es en la pelea contra jefes, contando también los jefes secretos tenemos un total de 20 encuentros que pondrán a prueba nuestras habilidades de reacción y maneras de terminar con ellos. Todos con sus propias mecánicas que podrían suponer un reto, sobre todo si estás jugando en la máxima dificultad.

Luego de terminar el juego, se liberarán dos modos nuevos para la experiencia: el clásico «boss rush» que elimina todo los elementos de plataforma y puzzles, y solo te enfrenta sin descanso a los jefes del juego. Y el modo desafío, que elimina la barra de vida, un golpe y estás muerto, solo para aquellos que quieran sacar todos los trofeos del título, o que estén buscando una experiencia más dura.

Exploración y los ajustes

La exploración en el juego, si bien no es de las cosas más atractivas que tiene, cumple con lo básico, murallas invisibles, espacios recónditos, un continuo backtracking para encontrar el último recuerdo que ese ajuste necesita. Y sí, hablando de ajustes ¿Te dijimos que hay habilidades pasivas únicas que puedes equiparte? Son un total de 28 dotes, donde puedes usar solo tres, que pueden ser desde doble salto o rodar, como resistir más golpes antes de recibir daño.

Para conseguir estos dotes hay que crearlos con materiales que irás encontrando a lo largo de la aventura, búscalos bien, algunos están demasiado escondidos. Siendo el material más difícil de encontrar, las gotas de marfil, el mejor material del juego.

Áreas y personajes

Con Alondra visitarás un total de 8 áreas con distintos biomas, un valle verde, un desierto, una ciudadela en el mar, una torre religiosa, entre otros, que la llevarán a adentrarse más en los secretos y corrupción que esta malvada secta trata de ocultar. No es de extrañarse que la chica solo quiera descansar.

Por otro lado, durante la historia irás conociendo a personajes variopintos, que o te ayudarán en tu aventura, como Nina y Delfín, como los agentes, que para nosotros son los personajes más interesantes del juego, como los Agentes Negro y Blanco, el Capitán Cromado, Ceniza, entre muchos otros.

La experiencia completa puede durar hasta 20 horas, llenas de colores, acción y secretos.


Veredicto: Recomendado

Lo Bueno

  • Un metroidvania con todo lo básico que el género requiere.
  • La paleta de colores y el pixel art está muy cuidado, el apartado artístico visual del juego está muy bien logrado.
  • La historia tiene vueltas interesantes, y explora bien lo que es la diferencia social, y las creencias religiosas.
  • Su plantel de personajes es de lo mejor que tienen, personalidades únicas que solo agregan entretención a la experiencia.
  • Los jefes le dan un respiro fresco al juego.
  • Su duración roza las 15 horas.

Lo Malo

  • La música resulta monótona después de sesiones largas de juego.
  • Uno puede sentir que la historia se alarga innecesariamente en cierto punto.
  • El juego no es tan grande, comparado con otros del género como Hollow Knight.

En definitiva, Iconoclasts es un juego que uno puede disfrutar sin esforzarse mucho. Los puzzles no son difíciles de completar y aparecen varias veces durante el juego. Los personajes y los jefes son sin duda lo mejor que puede entregar el título, ya que todos están dotados con una personalidad interesante y divertida, que le da más brillo a la experiencia.

A menos que lo juegues en la máxima dificultad se vuelve un juego casual, en donde te puedes dejar llevar por lo que presentan. El trabajo de pixel art está bien cuidado y definido, que lo vuelve un juego lindo visualmente.

Los personajes hace el título, y no hablamos de Alondra, que no tiene ninguna línea de diálogo en todo el juego y solo reacciona con actitudes predeterminadas. Los personajes secundarios le dan todo lo que Alondra le falta, la dupla de los Agentes Negro y Blanco es muy divertida que te puede sacar más de una risa, siendo la primera más seria e irritable, y el segundo más explosivo y pasional. O el Capitán Cromado, que se jacta de ser letrado y leer poesía, así todas sus acciones tiene un significado profundo que nadie alcanza a entender del todo.

Aunque hay algunas personas que se veían muy interesantes y que no tuvieron más exploración, como es el caso del Agente Gris, que aparece en un recuerdo muy corto, o Astro y Castañuela, dos personajes de la Sociedad Oculta que se encargaban de lavar los cerebros de los seguidores de Madre. Saber más de ellos habría sido un plus muy interesante, ya que en diseño superaban a personajes que si se exploran.

Agente Gris
Astro
Castañuela

Entre los 20 jefes, dos son opcionales, y no es de extrañar que sean los desafíos más complicados a enfrentar durante la aventura. Las Trígonos de Madre y Fitzroy, son las dos batallas opcionales que pondrán a prueba todo lo que has aprendido, completamente todo, así que si quieres enfrentarlos, estás advertido.

En fin, Iconoclasts cuenta con historia entretenida que te buscará atrapar con sus personajes y jefes, que vale la pena darle una oportunidad si un día quieres jugar un metroidvania clásico y colorido. Al final, todo lo vale por una buena siesta.

Comentarios Facebook