El pasado 26 de noviembre, un japones de nombre Shinichi Takemoto fue detenido por violar los derechos de autor, al poseer e intentar vender más de 1.500 figuras falsas de Nezuko Kamado, personaje del manga/anime Kimetsu no Yaiba.

Según un reporte del Departamento de Policía de la Prefectura de Yamaguchi el originario de la ciudad de Okayama en la prefectura de Kasaoka confesó el delito y agregó que sabía que las figuras eran piratas. El hombre de 41 años vendía las figuras a un precio de $3.600 yen ($26.600 pesos chilenos aproximadamente), valor que incluía el envío.

La investigación empezó luego de que un comprador, a finales de mayo, informara a las autoridades de la venta de falsificaciones de figuras, al ver que su nueva figura estaba deforme. Luego de su arresto, se investiga como Takemoto obtuvo tales figuras.

Esta no es la primera vez que la serie es victima de pirateo, anteriormente se han reportado casos por DVD y Stickers piratas, que dejó grandes ganancias a los vendedores ilegales. También se destaca de que el personaje, hermana del protagonista Tanjiro, es muy popular entre los fans, al punto de que de un hombre anunció el termino de su noviazgo de años porque su mujer tiró a la basura una colección de figuras de Nezuko evaluada en más de 2.5 millones de pesos, e incluso se han inspirado en ella para crear un juguete sexual, que terminó agotado rápidamente.