El candidato independiente al congreso del distrito 18 de Florida en Estados Unidos, KW Miller, inició ayer un debate sobre dibujos animados porno en su cuenta de Twitter, un tópico que varios políticos han demostrado interés por el poco control que existe en la red de este material. Sin embargo, el candidato tomó un mal ejemplo, señalando a Dragon Ball Z como una de las series más problemáticas.

El candidato en la publicación se refiere a la serie de la siguiente manera: «Ahora están introduciendo una gran cantidad de porno en forma de anime en la matriz del internet. Dragon Ball Z es uno de los principales problemas aquí. Ellos están sexualizando personajes animados para impulsar una mentalidad depravada en nuestros hijos. ¿Qué será después? ¿Cuándo terminará?«.

Como suele suceder en este tipo de publicaciones, una gran cantidad de twitteros rápidamente le respondieron su tweet con una gran cantidad de imágenes hentai y porno cartoon, satirizando la «preocupación del candidato», criticándolo por haber temas mucho más importantes de que preocuparse, y desvirtuándole la temática principal, preguntando cosas del tipo «¿En qué capítulo empieza el porno en Dragon Ball Z?

Su cuenta en esta red social tiene una variedad de publicaciones alarmistas, incluyendo acusaciones a Twitter por interferir en las elecciones federales de EEUU y que los políticos conservadores en Florida deben buscar su respaldo para el éxito de la campaña. Gracias a la popularidad de este tweet, es probable que le veamos otra publicación similar antes del 3 de noviembre, fecha en que se realizará las elecciones generales en ese país.