InicioEntretenimientoAnimeRecomendación | Ajin

Recomendación | Ajin

Una joya desconocida que abarca de una manera muy profunda la temática de los subhumanos

Nota: La siguiente recomendación está libre de SPOILES, no afectarán tu experiencia.

Si sigues nuestras recomendaciones de anime, sabrás que no existe un hilo conductor sobre el tipo de anime que aquí se consideran y especialmente en esta ocasión hablaré de uno que simplemente pareciera que pasó al olvido siendo que tiene puntos bastante interesantes a considerar.

Probablemente no hayas oído hablar de Ajin, no te puedo culpar, a pesar de estar en Netflix todo indica que quedó rezagada por otros animes presentes en la misma plataforma. Aun así, déjame contarte un poco sobre esta desconocida joyita.


Ficha técnica

  • Título: Ajin
  • Género: Acción, Misterio, Sobrenatural.
  • Demografía: Seinen
  • Capítulos: 26 
  • Estudio: Polygon Pictures
  • Año de emisión: 2016
  • Servicio de Streaming: Netflix

Sinopsis

Los subhumanos no pueden morir. Aparecieron por primera vez en África durante un conflicto bélico, hace diecisiete años. A partir de entonces, más especímenes han ido apareciendo en la sociedad humana y, para fines experimentales, el gobierno recompensará generosamente a cualquiera que capture uno. Un joven estudiante se dispone a comenzar sus vacaciones de verano, sin imaginarse el giro tan inesperado que tendría su vida.

Los personajes

Kei Nagai: Es difícil hablar Kei porque la verdad no hay mucho que decir, desde el primer momento se le ve muy pragmático y metódico además de ser un chico muy listo. Al descubrir su verdadera naturaleza experimenta los estados mentales y de angustia esperables. Su evolución es bastante pequeña, principalmente a que se muestra tal como es desde su primera aparición.

Kaito: El cable a tierra de Kei. Es un amigo muy leal y comprensivo por razones aún no conocidas. Sin dudarlo, ayuda a Kei a huir a pesar de las vicisitudes propias de la «nueva vida de Kei». En su mayor parte, parece despreocupado, salvo por un momento de su infancia en el que lloró porque Kei había cancelado sus planes con él. Funciona en gran parte como enganche teniendo la personalidad de la que su amigo carece completamente.

Sato: Es lo mejor que tiene el anime, es un hombre ya con sus años encima, de apariencia tranquila y alegre. Sin embargo, debajo de esta fachada hay una persona siniestra, es despiadado cuando se trata de matar a otros y a menudo le resulta divertido causar destrucción y matar personas. Es muy cauteloso, lógico y calculador, ya que es capaz de idear estrategias que dieron el resultado deseado, muchas veces burlando a sus oponentes. Puede sonar como la descripción de cualquier personaje que en el fondo saca un power up y listo, pero aquí no, es un goce verlo en acción y un verdadero puntazo al realizar el contraste entre lo que vemos en un comienzo y lo que resulta ser.


Diseño y animación

3D… Animes como este me hacen perder cada vez más la fe en series animadas completamente en 3D, debo decirlo, el anime parece hecho en stop motion usando plasticina, todo se ve poco natural y plástico. Mientras en animes como “Inuyashiki” (Léela aquí) el uso del 3D es sutil y a pesar de sacar un poco del ambiente no molesta, aquí es una verdadera lástima. Es más algo tan simple como usar animación 2D para todo menos para los eventos sobrenaturales le habría dado una mayor profundidad escénica y mayor contraste con que “esto” no es de nuestro mundo.

Puedo perdonar a un estudio por errores en la animación 3D, aún queda mucho para que sea dominada al punto de verse natural, pero hay que ser muy poco criterioso para hace todo un proyecto con animación 3D sin importar el cómo se verá luego.

Lejos la animación y el diseño de personajes en general, a excepción de Sato quizás, son los puntos más débiles e imperdonables de un anime que pudo generar más repercusiones que ese pésimo “Tokyo Ghoul” (¡¿ya lo dije y qué?!)


Banda sonora

Como suele ser la tónica en producciones de este estilo, simplemente cumple, no hay nada excesivamente rescatable pero si logra mantener las situaciones de intriga y los conflictos en un punto bastante alto.

Debo destacar un par de puntos, la musicalización es bastante correcta todo encaja bastante bien y ayuda bastante a la tan deficiente animación a que el anime no se vea tan plástico.


Lo bueno

Sato, debo admitirlo es uno de los personajes más interesantes que he visto en mucho tiempo, no está especialmente bien escrito, pero pega tan bien con la puesta en escena y la trama que no puedo sino esperar que sea un ejemplo para uno que otro guionista.

Tiene escenas bastante buenas, en general el montaje es bastante decente. 

Cinematográficamente hablando hay una escena en particular de Sato en combate que me encanta y sólo dura 30 malditos segundos.  Debo agregar de que la escena en cuestión dure tan poco la hace aún mejor. Retomando el tema cinematográfico, existe una adaptación Live Action que no he visto, pero si mantiene los ritmos y la versatilidad de la cámara debe ser bastante vistoso.

Lo malo

Pésima animación, en verdad este punto duele más de lo que debería.

Nulo desarrollo de personajes, incluso Kei termina siendo otro protagonista con poderes sobrenaturales más, pero con menos carisma. Una verdadera lástima.

Sonará contradictorio, pero Sato es quizás también lo peor del anime, ya que simplemente hace que las expectativas para ciertos conflictos y resoluciones sean muy altas comparadas con el resultado final.


Conclusiones

Ajin pasó al olvido, simplemente se convirtió en un anime del montón y no culpo a la audiencia por ello, la pésima animación y la escasa construcción de personajes aburren a cualquier. Pero esto es una recomendación así que cambiemos el enfoque.

¿Por qué Ajin se fue sin pena ni gloria mientras que animes como Tokyo Ghoul triunfaron? Es algo complicado desglosar todos los puntos pero puedo resumirlo en un único término “Carisma”. Mientras que Ajin posee un diseño de personajes bastante mediocre y una animación malísima, Tokyo Ghoul está bien pulida en el aspecto artístico y varios de sus personajes son bastante divertidos de verse.

Ahora bien, Ajin posee una idea tan potente para desarrollar una trama con esta “subespecie” y todo lo que conlleva que simplemente no puedo sino recomendarla aunque sea para tenerla de fondo. El concepto de jugar con la vida y la muerte está más que tocado, sin ir más lejos hasta en DBZ/S la muerte pierde su significado pero aquí, en vez de desaparecer, cambia por completo la relación que tiene el espectador con la muerte. Es, brillante, digo, es un trato tan significativo el hacer desaparecer algo tan abstracto y a la vez real. 

¿Deberías ver Ajin? – Ver anime, series, películas suele ser un compromiso ya que uno debe estar a lo menos dispuesto a dedicarle parte de su tiempo a ello, si eres una persona que busca nuevas experiencias Ajin es muy recomendable para tí, por el contrario si tu nivel de compromiso con lo que ves no es tanto, no recomiendo que la veas, no porque sea mala per sé, sino que gran parte de los que llegaron a verla fue por una recomendación y no le hace ningún favor a este anime que simplemente lo trates como uno más del montón.

En resumen, Ajin es un anime interesante, el tratamiento de algo tan magnánimo como la muerte con un enfoque casi novelesco de inmortalidad lo convierten en una obra incomprendida, una joyita que sólo se deja ver por quienes están entregados y brilla un poco más que otras con temáticas “similares”. No se volverá tu anime favorito, pero si te dará un punto de apoyo cuando en otras obras se trate la muerte como algo del montón.


Reflexión final

¿Copias?

Mientras volvía a ver Ajin para esta recomendación noté algunas cosillas raras, luego, mientras escribía me di cuenta que es extremadamente parecido a Tokyo Ghoul y, para mi sorpresa descubrí que el manga de Ajin es algo posterior a este. Al principio sentí algo de lata, debo ser sincero pero también pude notar de mejor manera las sutilezas.

Mientras TG se vale de la «apariencia» de sus personajes y una animación bastante bueno, Ajin optó por el camino difícil, usando una estética malísima, al punto que el manga se ve mucho mejor que en pantalla. Es aquí cuando tiene que hacerse la pregunta de rigor ¿Y si hubiese sido al revés? Creo que la respuesta fácil sería decir que nadie recordaría TG y Ajin tendría un fandom mucho mayor, pero la realidad sería otra. No deseo sonar pretencioso pero Tokyo Ghoul es una historia para niños y adolescentes, un nicho que siempre fantasea con ser poderoso y extremadamente edgy, en cambio Ajin es una historia mucho más adulta, con mucho menos misticismo y personajes guapos. Si tan solo este anime se viese mejor, incluso haber realizado una animación con «monitos de palito» seguiría siendo mucho más argumentalmente.

No caigamos tan fácilmente en hablar de plagio, ha estas alturas creo que tenemos bastante criterio para discernirlo pero una vez que se vean ambos productos. Las temáticas pueden ser similares pero entrégame un personaje como Sato y derrumbemos con estrategia a Tokyo Ghoul.

Comentarios Facebook
Llámame Jota
Llámame Jota
Polifacético, de intereses cambiantes, algo ácido cuando toca serlo, ansioso de experimentar nuevas historias. Siempre dispuesto a un buen debate. Me alimento de Jojoreferencias y memes en general. Dungeon Master en "La Taberna de Jota" Animé favorito: Fullmetal Alchemist: Brotherhood. Manga favorito: Berserk.

Próximos eventos

¡Siguenos!

16,865FansMe gusta
1,558SeguidoresSeguir
550SeguidoresSeguir
600SeguidoresSeguir
672SeguidoresSeguir
SuscriptoresSuscribirte

Te recomendamos leer: