Advertencia: La siguiente recomendación contiene SPOILERS menores de la historia, no afectarán tu experiencia.

FLCL, Fuly Culy, Furicuri, Fulycuri, llámenlo como quieran, esto es GAINAX haciendo lo que mejor sabe hacer (además del tema de las Oppais), sorprendernos.

Seré franco, este es uno de esos animes que vuelvo a repasar constantemente, una vez cada 3 o 4 meses y nunca me aburre, tiene chispa, emoción, tiene ese “no sé qué” que cada vez cuesta más encontrar en el entretenimiento. Y no, no contemplé las 2 continuaciones.

No quiero divagar mucho más, aquí te dejo una excelente opción para este fin de semana o cualquier día en nuestras normales y corrientes vidas.

Ficha técnica

  • Título: FLCL
  • Género: Acción, Mecha, Parodia, Comedia, Ciencia ficción.
  • Demografía: Seinen
  • Capítulos: 6 (ovas)
  • Estudio: GAINAX
  • Año de emisión: 2000

Sinopsis

En esta ocasión preferiría no dar una sinopsis, lo considero una pérdida de tiempo y cuando veas FLCL por primera vez entenderás porqué; de todos modos algo debo poner aquí así que aquí está.

La historia toma lugar en la localidad ficticia de Mabase, Japón, teniendo como principal foco de atención la vida tranquila y sin sobresaltos de Naota Nandaba, un niño de 12 años, y sus interacciones con la recién llegada Haruko Haruhara, que irrumpe en la tranquila localidad caracterizada por la enorme construcción industrial de la Medical Mechanica.


Los personajes

Naota: Es fácil reconocerse un poco en Naota, digo, todos o la gran mayoría al menos hemos experimentado el proceso y las sensaciones del crecer. Tiene una vida normal, tranquila, al punto que aborrece donde vive. Comparte hogar con su padre y abuelo. Su hermano mayor, Tasuku, se fué hace algún tiempo a vivir a USA, a dedicarse al béisbol y es un punto de inflexión en cómo Naota ve su vida.

Mamimi: Es la exnovia de Tasuku, aunque, aparentemente inició un tipo de relación con Naota desde que su hermano dejó Japón. Pasa la mayor parte de su tiempo holgazaneando bajo el puente más largo de Mabase. Suele llevar una cámara, la fotografía es su principal afición y su mayor talento. Mamimi como personaje se puede interpretar de múltiples formas, pero todas tienen al menos algo de relación con la necesidad de ser.

Haruko: Muy excéntrica, violenta e impredecible. Ella es el personaje más errático en el anime y las cosas que hace y dice a menudo tienen muy poco sentido. Me cuesta decir mucho más de Haruko sin arruinarte las sorpresas, pero puedo recalcar dos puntos que podrían llamarse claves, el primero es que esta chica es literalmente el motor de la trama, mientras Naota es un medio de transporte con su crecimiento y madurez, Haruko es el combustible que lo hace andar. Y en segundo lugar, es el principal foco de atención sí lo que quieres es que te explote la cabeza.


Diseño y animación

Es una locura, es una constante experimentación de estilos tanto de dibujo como de animación, la fluidez, la expresividad de cada personaje se convierten en un deleite.

Los momentos pausados tienen siempre un tinte elevado, como si de pronto estuviéramos presenciando algo trascendental y los momentos más movidos son una maldita locura, es extremadamente difícil hablar de este tema sin entrar en sorpresas que te dejarán los ojos como huevos fritos.

Cómo ya leiste más arriba, parte del arco de personaje de Naota tiene que ver precisamente con las sensaciones propias de una transición entre la niñez y la madurez, lo cual queda maravillosamente demostrado por el propio estilo de animación. Si quieres una pequeña ayuda para disfrutar este anime desde un enfoque más divertido, estará al final de esta recomendación para que decidas si la quieres leer o no.


Banda sonora

Well, otra vez mi punto débil, la banda sonora es J-rock con mucho enganche, se nota la pasión que hay en cada tema y cómo logra reforzar ciertos aspectos emocionales o trascendentes del anime.

En lo personal considero que la música aquí es un compañero, te sigue a donde quieres ir y no cuestiona tus decisiones por más absurdas que estas sean. La animación SE COME a la música, pudiendo ver el anime completamente sin audio y sí, habrán ciertos puntos de menor tensión y una que otra escena perderán fuerza, pero la imagen y como está plasmada dice tanto que puedes incluso inventarte tu propia banda sonora y acompañar a esta locura. Cuando vuelvas por una segunda o tercera lectura, empezarás a notar que poco a poco deja de ser comida por la animación y se va convirtiendo en una simbiosis estúpidamente maravillosa.

Debo rescatar que por sí sola la banda sonora a cargo de The Pillows hizo un grandioso trabajo, no soy un ente muy musical pero aquí lograron engancharme y lo harán contigo.


Lo bueno

Tiene una tonelada de simbolismos y referencias ocultas que vuelven cada revisión del anime en un descubrimiento, existen muy pocas cosas que me emocionen tanto en una obra como buscar hasta frame por frame algún nuevo detalle que se escapó en una primera instancia convirtiendo la escena en cuestión en algo diferente.

La animación, es sabido que GAINAX es más reconocido por Neon Genesis Evangelion la cual también tiene su recomendación en este sitio (el cual puedes ver aquí). Mientras que en NGE se exploró un trasfondo existencialista y se experimentó con la psicología y los personajes, en FLCL se experimentó con la puesta en escena y es jodidamente hermoso. Siendo un apasionado por los detalles cinematográficos y de dirección del anime, amaría la simbiosis entre una experimentación tanto en el tratamiento de los personajes como en la exposición visual de los mismos, uno puede soñar.

Ride on Shooting Star de The Pillows, aún me acompaña como un tema recurrente siendo divertido de escuchar y trayendo siempre excelentes recuerdos de este anime.

La exploración de un periodo de la vida desde la perspectiva de un personaje bastante real, Naota es un grandioso personaje por cómo está escrito.

Lo malo

No lo considero un punto negativo para nada pero FLCL puede no ser para todos los gustos, tiene ciertos aspectos visuales o de dinamismo que pueden abrumar a quienes ven anime de fondo mientras hacen otras cosas, si no te sientas a ver FLCL simplemente quedarás con cara de «no estoy entendiendo nada» y, o lo descartarás o dirás automáticamente que es un mal trabajo de narrativa.


Conclusiones

FLCL es un anime profundo, es un anime de sensaciones, de cómo es el paso de la adolescencia a la adultez, mientras otras historias se dedican a hablar sobre los cambios físicos, el despertar sexual o las nuevas responsabilidades que se adquieren, FLCL habla desde la perspectiva del conjunto de descubrimientos pero con una «delicadeza» bastante refrescante.

FLCL es un anime que se enfoca 100% en el cómo cuenta su historia más que en qué historia quiere contar, tomando como base la gran cantidad de simbolismos a lo largo de los 6 capítulos hacen que la experiencia sea extremadamente personal y distinta para cada uno. Debo agregar que prácticamente se puede considerar «el principito» del anime. Sí, es una declaración bastante grande pero creo que debería verse al menos una vez en cada nuevo periodo de tu vida.

¿Deberías ver FLCL? – Si estás dispuesto a poner atención y devorar FLCL como si se tratase de una película (sus 6 Ovas duran un poco más de 2 horas), sí, definitivamente este anime tiene algo para cada uno. Te encanta la buena música, te gustan las historias con varias lecturas, te gusta ver animación fluida y explosiva, te fascinan los personajes fuera de los estereotipos (amarás a Haruko), si al menos una de esas cosas te gustan FLCL tiene algo que ofrecerte.

Debo agregar dos puntos importantes, es un anime difícil de explicar incluso la sinopsis que te di no dice absolutamente nada en comparación a la extensa exposición que tiene, y en segundo lugar hay que estar dispuestos a aceptar la experiencia, si te cuesta un poco seguir el hilo o te complica algún tópico no pasa nada, siempre podrás volver a verla y notar ciertas sutilezas.


Reflexión final

La importancia de la experimentación

Seré claro, existen tantas historias y formas de narrar, como personas hay en este mundo y eso convierte a ciertas historias repetitivas, carentes de personalidad y de vida propia en algo tan extremadamente triste para mí.

Siguiendo con esa misma lógica, adoro cuando un estudio, cuando un narrador, cuando una película se atreve a hacer algo distinto, pero no sólo en el contenido (historias profundas y de bastante calidad hay por montones), sino en el cómo se plasma lo que se quiere decir en imágenes. Creo que es importante destacar que «imágenes» no es solo lo que puedes ver, sino que como se te plantea al momento de leer o escuchar una historia, el detallismo de H.P. Lovecraft por ejemplo, sin imágenes logra plasmar en tu cabeza los mayores horrores.

FLCL se destaca en el «cómo», en el cómo te muestran el crecimiento de Naota, en el cómo sus personajes representan una o varias cosas, en el cómo se desarrolla una trama que en una primera instancia no tiene sentido pero ¿qué importa? Estás literalmente ante una locura, una extraordinaria y excelente representación de lo que es ser un adolescente.

FLCL ha quedado como un anime de nicho, un nicho que me atrevo a llamar bastante acotado, merece más reconocimiento ya a 20 años de su estreno… 20 años… ¡Auch mis rodillas!


TIP: Piensa que esta historia está siendo contada por un niño de unos 13 años, en ese periodo de disonancia entre el niño que fue y el adolescente en el que está convirtiéndose. Piensa en cómo relataría un evento profundo o contemplativo, siendo el típico niño algo edgy que quiere parecer de mundo y luego ve esos momentos de locura en los que simplemente magnificará al máximo sus experiencias. Claramente esta no es la única forma de ver FLCL, pero en el personal me trae algunos recuerdos de cuando era un niño y me da entre risa y cringe.