El director Joel Schumacher, conocido por dirigir las películas Batman Forever, Batman & Robin, junto a muchas otras cintas famosas como The Lost Boys, Falling Down, St. Elmo’s Fire y A Time to Kill, falleció a la edad de 80 años. Según el portal de noticias Variety, Joel murió este lunes en la ciudad de Nueva York, después de una dura batalla de un año contra el cáncer.

Schumacher nació en 1939 en la ciudad de Nueva York, su pasión por la moda lo llevó a Parsons The New School of Design de Nueva York, y luego al Fashion Institute of Technology. En ese camino, descubrió que en el cine había una mejor expresión para el talento creativo y posteriormente se mudo a Los Ángeles. Joel tuvo su debut bajo la dirección en una película de televisión (Virginia Hill en 1974) y comenzó a hacerse un nombre como director y escritor, trabajando en adaptaciones como la reinvención del Mago de Oz de William F. Brown, The Wiz de 1978.

En los años 90, Schumacher se graduó en películas de género de mayor presupuesto, logrando éxitos de culto con películas como Flatliners, Falling Down y las adaptaciones de John Grisham, The Client y A Time to Kill. Pero lo que definitivamente cambió el curso de la carrera de Joel Schumacher fue hacer sus dos películas de Batman; Batman Forever y Batman & Robin, estrenadas en 1995 y 1997.