La nueva serie de los queridos Looney Tunes, que busca volver a los clásicos y llegó a HBO Max el 27 de mayo, tendrá un cambio bastante especial. Según una entrevista de The New York Times a su productor ejecutivo y showrunner Peter Browngardt, mencionó que la producción sacó las armas de fuego en esta nueva versión de Bugs, Lucas y los demás integrantes de las caricaturas de antaño.

«No incluiremos armas de fuego», mencionó Browngardt al The New York Times. «Pero podemos hacer violencia caricaturesca; los TNT y los productos de Acme. Todo lo anterior fue algo así como un Legado».

Esto podría hacernos pensar que algunos personajes clásicos podrán ser eliminados en esta nueva versión, como Sam Bigotes (Yosemite Sam), el pistolero enemigo de Bugs Bunny y del Pato Lucas. Sin embargo, se espera a que estos personajes probable aparezcan con grandes modificaciones, como Elmer Gruñón, quien en un trailer se muestra con su traje de cacería usando una hoz.

Eso sí, no quita que haya algunos cortos subidos de tono, pues en este primer lote de HBO Max se muestra a Porky chupando vigorosamente el veneno de serpiente de la pierna de Lucas, Sylvester perseguido por el «fantasma» de Piolín, y un cameo de Satanás. Algunas de las caricaturas, dijeron los creadores, todavía están en el limbo.

«Quizás hemos ido demasiado lejos con algunos de ellos, por lo que podrían salir en un formato diferente», dijo Browngardt «Tal vez salgan en un formato tipo Adult Swim«.

Mientras tanto, el equipo de desarrollo está trabajando actualmente de forma remota, terminando la producción de los primeros 1,000 minutos de dibujos animados desde casa, llegando a unos 200 cortos en total, en un formato de de 1 a 6 minutos. A la fecha, 10 episodios se encuentran disponibles en el servicio de Streaming.


¿Quedará en el limbo también Marvin el Marciano con su pistola láser?