Advertencia: Esta reseña contiene spoilers menores de la trama, tanto del cómic como de la nueva adaptación.

Siendo una de las películas animadas más esperadas de DC y cumpliendo ese tan preguntado «que pasaría sí Superman hubiera luchado con ideales comunistas», ya está disponible de forma oficial la nueva versión de Superman: Red Son (Hijo Rojo en latinoamérica), una historia que nos muestra un Superman criado en la unión soviética, donde la nave aterriza en una granja colectiva de Ucrania y no en Kansas como lo cuenta su historia original.

Esta adaptación, basada en la mini serie de cómics de tres partes (Rising, Ascendant y Setting) del 2003 y que además tuvo un Motion Comic en el 2009, nos muestra un mundo totalmente reinventado, partiendo en la época de los años 1950, los cuales van avanzando en décadas según los acontecimientos de su trama. Además, aparecen varios personajes del universo de DC cumpliendo un rol diferente, como Jimmy Olsen como agente de gobierno, Mujer Maravilla como embajadora de la Paz, además del famoso villano Lex Luthor, quien representará de una manera antagonista el honor y los valores del capitalismo de Estados Unidos.


Ficha Técnica

  • Título original: Superman: Red Son
  • Año: 2020
  • Duración: 80 min.
  • Dirección: Sam Liu
  • Guion: J.M. DeMatteis (Cómic: Mark Millar)
  • Fotografía: Animation
  • Productora: Warner Bros. Animation. Distribuida por Warner Bros. Home Entertainment
  • Grupos: DC Universe Animated Original Movies | Superman (Animación) | Adaptaciones de Mark Millar

Sinopsis

Siendo una realidad alternativa del famoso hombre de acero, la nave del famoso Kal-EL aterriza en la Ucrania de la Unión Soviética en vez de caer en Estados Unidos, haciendo que sus valores y principios sean los soviéticos de la época, tales como el expansionismo y el comunismo. Frente a una posible amenaza, el gobierno de Estados Unidos llama a la única persona que podría hacer algo contra él, Lex Luthor, acompañado de su esposa galardonada y periodista Lois Lane-Luthor, quienes intentarán averiguar más de este superhombre bajo las ordenes de Stalin y en el peor de los casos, detenerlo.


Trailer


Veredicto: Aceptable

DC y Warner Bros hacen cosas buenas y malas, les gusta experimentar de vez en cuando, donde al hacerlo, normalmente les va bien (a excepción del cine, que hablar de ello es un poco delicado), donde tienden a sobre explotar la formula exitosa cuando la encuentran, quedándose en su zona de confort más tiempo que deberían. Lamentablemente, para esta ocasión, les salió mal la jugada y replicando la misma línea exitosa que usaron en Flashpoint y La muerte de Superman, convirtieron esta versión de Red Son algo plano, dejándolo a la vista del fan verdadero, solo como una historia más.

Si bien, la película tiene un buen nivel de ambientación, entregando varias partes calcadas al cómic y manteniendo la buena calidad que hemos visto en las adaptaciones animadas anteriores, incluso otorgando pequeños detalles como darles acento ruso a los personajes, la narración falla en otorgar un sentimiento épico al igual que lo tuvo el famoso Motion Comic de DC hace unos años, donde se puede ver de forma plana los acontecimientos importantes, siendo muy comprimidas y cortadas las 3 partes del cómic, quitando sin querer lo que volvía especial al cómic: Un enfrentamiento de poder, ideales de nación y juegos de mente entre Superman y Lex Luthor, cada uno luchando de forma apasionada por sus valores.

Lex y Lois Lane-Luthor

El contraste llega a ser tan grande, que para quienes leyeron el cómic deja un sentimiento de vacío en los eventos de «EEUU vs URSS» correspondientes a la parte de Setting, al punto que termina mostrándose plano, donde intentan pasarlo desapercibido enfatizando la entrada de los demás super héroes en la trama y entregando un debate más moral desde el punto de vista de Superman. Sin embargo, en el proceso se sacrifican cosas importantes, eliminando el enfrentamiento crucial que tiene con Lex en la Fortaleza de la Soledad, el final rompe mentes y los guiños al universo actual, como por ejemplo, el encontrón «romántico» entre Superman y Lois Lane-Luthor, el laboratorio de Star-Labs con sus personajes, entre otras cosas.

Al menos las partes con Stalin son casi calcadas

Con esto no decimos que la película sea mala o no te plantee de una manera las dinámicas sorpresivas que tiene el cómic, donde el fan que jamás haya visto esta historia antes quedará fascinado con este nuevo mundo, sino que el cambio de dirección que tuvo el guión para mostrar los momentos cruciales al usar esta formula del tipo «vieja confiable«, le quitó las maravillas que pudo haber entregado este universo paralelo. Esto hace que pierda la posibilidad de haber mostrado y narrado algo tan fuerte e impactante como lo hicieron en el Motion Comic, ya que si los comparamos, llega a ser mucho más recomendable que esta película, al ser mucho más épico, más entretenido y por sobre todo, mucho más fiel a la mini serie de cómics.

Para que se den una idea de las diferencias entre la película y el Motion Comic, una vez que terminen la nueva adaptación háganse el favor y vean el capítulo final que tiene este (#25), el cual muestra la impactante la «paradoja del descendiente«, algo que en esta película desaparece al cerrar el ciclo, cambiar los acontecimientos y dar un «final feliz«.

Última parte del Motion Comic