Si eres de los que están sorprendidos por no poder jugar tus juegos de battle.net, no te desesperes, pues Blizzard ha reportado a través de su Twitter, que las fallas en sus servidores, son por un ataque DDoS. Esto a provocado que los jugadores no puedan ingresar a los servidores de World of Warcraft, tanto al retail como al nuevo Classic, además otros juegos de la compañía.

Actualmente estamos monitoreando un ataque DDOS contra proveedores de red que está afectando la latencia / conexiones a nuestros juegos.
Algunos servicios en línea continúan siendo afectados por una serie de ataques DDoS que resultan en alta latencia y desconexiones. Una parte de nuestros jugadores ha sentido estos efectos disruptivos, lo que afecta su experiencia de juego. Gracias nuevamente por su continua paciencia.

De momento los problemas no han sido solucionados, incluso se han llevado acabo reinicios de servidores, pero estos siguen bajo ataque, todo esto ha pasado a lo largo de esta mañana y parte de esta tarde, a los jugadores sólo les queda tener paciencia con el asunto.


Sólo queda esperar a que Blizzard solucione el problema con respecto a los bombardeos de ataques DDoS.