Ya pasaron casi diecinueve años desde que The Iron Giant salió a la luz en la salas de cine. La película animada de Brad Bird se convirtió en un clásico desde su primera proyección; sin mencionar la audiencia que le dieron los años: desde el más chico de la casa hasta el más viejo probablemente la han visto.

Dado el amor que se ha ganado la película y la cultura de secuelas que han estado llegando recientemente a la industria cinematográfica, la gente comenzó a preguntarse si le tocaba a The Iron Giant.

Esta semana, un fan de Twitter le preguntó a Brad Bird por qué nunca se había puesto en producción una secuela de su película. La respuesta fue más que simple; pero no fue sólo una; fueron dos.

«Dos respuestas simples» 1) En su versión original, la película fue un fracaso financiero. 2) No es necesario. El primero cuenta la historia que me propuse contar. Algunas historias en realidad terminan con THE END«.

Una pregunta similar recibió en la gira de prensa de Incredibles 2, que fue lanzada por Disney y Pixar a principios de verano en Estados Unidos, solo que esta vez, además de preguntarle por The Iron Giant, también le preguntaron por una posible secuela de Ratatouille. Bird respondió de la misma manera para ambas: la historia era conclusiva en los dos filmes, por lo que no era necesario contar más.

Nosotros amamos The Iron Giant, pero también creemos que esta obra de arte no necesita una secuela

 

 

 

 

Comentarios Facebook